Fanny Tayver Marín. 8 agosto
Primoz Roglic ganó la segunda etapa del Tour de l'Ain y asumió el liderato general. El segundo puesto fue para Egan Bernal. Fotografía: Tour de L'Ain
Primoz Roglic ganó la segunda etapa del Tour de l'Ain y asumió el liderato general. El segundo puesto fue para Egan Bernal. Fotografía: Tour de L'Ain

Andrey Amador tuvo un nuevo careo con la montaña este sábado y comprobó que va por buen camino, al ser el tercer mejor hombre del Ineos en la segunda etapa del Tour de l’Ain, en Francia.

En la jornada de 140,5 kilómetros entre Lagnieu Lélex Monts-Jura, Andrey Amador cerró a 4:51 del ganador día, el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma), quien cronometró 3:58:14.

De los hombres de Ineos, el colombiano Egan Bernal escoltó a Roglic con el mismo tiempo. El español Jonathan Castroviejo fue noveno, a 20 segundos, Amador terminó en el puesto 24, seguido por el británico Geraint Thomas, en el puesto 25.

Mientras que Christopher Froome terminó el día en la posición 56, a 12:17. Es decir, el multicampeón del Tour de Francia llegó con 7:26 de retraso con respecto a Amador y eso no es un dato menor; menos en estos momentos, cuando el Ineos debe tomar decisiones sobre el equipo que finalmente llevará a la ronda gala que comenzará el 29 de agosto.

Ineos tiene a diez hombres preseleccionados para el Tour de Francia. Se trata de Egan Bernal, Chris Froome, Michal Kwiatkowski, Geraint Thomas, Dylan Baarle, Pavel Sivakov, Andrey Amador, Jonathan Castroviejo, Tao Geoghegan y Luke Rowe.

De ellos, tiene que escoger a las ocho cartas con las que aspirará al cajón principal del podio final en París y según La Gazzetta dello Sport hay siete hombres con campo fijo y el octavo debe definirlo entre Froome, Amador y Tao.

Podría tratarse de una mera especulación, pero no deja de llamar la atención; máxime que Froome ganó el Tour de Francia en 2013, 2015, 2016 y 2017 y que es una figura muy mediática.

Sin embargo, también hay que tomar en cuenta que el británico se marchará del equipo en diciembre.

Por eso es que desde que se reanudó la competencia tras la pausa de cinco meses por la covid-19, cada carrera previa se vuelve importante, en esa lucha por ir al Tour.

Si la decisión final fuese que Amador no va a la ronda gala, correría el Giro de Italia, programado a partir del 3 de octubre, sujeto a que la pandemia lo permita.

Pero de momento, el tico se encuentra en el Tour de l’Ain y este domingo tendrá mucho trabajo en el último día de la carrera, que es nada más ni nada menos que la etapa reina. De momento, la encara en la posición 32 de la clasificación general, a 8:01 de Primoz Roglic

La tarea de Andrey será ayudar a Egan Bernal en esa jornada rompepiernas, para que después de ganar la Ruta de Occitania, también pueda dejarse el título de esta competencia, en la que se encuentra a diez segundos del líder.

Mano a mano. El escalador de Jumbo Visma aprovechó el sábado de media montaña para asumir el liderato general del Tour de l’Ain y medir fuerzas con algunos de los rivales que se topará en la Grande Boucle.

El Jumbo Visma metió un fuerte ritmo a la carrera para desarmar al Ineos, en un día en el que se escaló Col de Montgriffon (de segunda categoría, con 12,5 kilómetros, al 4,1%); Col de Pézières (de tercera categoría, con 3,9 kilómetros, al 6,5%), Col de Cuvillat (de tercera categoría, con 3,4 kilómetros, al 7,4%), Côte de Giron (de segunda categoría, con 7,6 kilómetros, al 6,2%) y Col de Menthières (de 9,1 kilómetros, al 6,3%).

Roglic y sus compañeros planearon una estrategia para hacer que Bernal se quedara sin gregarios en el cierre.

Aunque el esloveno se dejó el triunfo y el liderato, el actual campeón del Tour de Francia respondió y no le permitió que la sacara mayor diferencia.

Con el mismo registro de ellos también culminaron el italiano Valerio Conti (UAE Team Emirates) y Nairo Quintana (Arkéa Samsic).

El holandés Steven Kruijswijk (Jumbo Visma) fue quinto, a 7 segundos; el español Jesús Herrada (Cofidis) arribó a 15 segundos y el italiano Fabio Aru (UAE Team Emirates) fue sétimo, a 16 segundos.

La etapa final del Tour de l’Ain se disputará este domingo, con un tríptico montañoso compuesto por la Selle de Fromentel, el col de la Biche y el Grand Colombier; prácticamente una copia al carbón de lo que será la etapa 15 del Tour de Francia.

Se trata de 144,5 kilómetros entre Saint-Vulbas y Grand Colombier. Habrá dos ascensos de primera categoría y la meta estará en la cima de un puerto de fuera de categoría.

Las exigencias para este domingo son Montée de la Selle de Fromentelle (de primera categoría, con 11 kilómetros, al 8,5%); Col de la Biche (de primera categoría, con 6,4 kilómetros, al 8,9%) y Grand Colombier (de categoría especial, con 17,3 kilómetros, al 7,1%).