Motores

En su camino al tricampeonato, Andrés Saravia dio otro paso

Chapín alcanzó la bandera a cuadros antes que el resto, en las dos mangas

La Guácima, Alajuela. Andrés Saravia avanzó en su objetivo de revalidar –por tercera vez consecutiva– el título de campeón centroamericano de automovilismo y dejó servida la mesa para la gran final.

El joven guatemalteco, de 20 años, impuso su experiencia ayer en la pista del Autódromo La Guácima y recibió la bendición de la bandera a cuadros, en las dos largadas de 30 minutos cada una.

Saravia terminó muy por encima de los otros seis pilotos que luchan por el cetro en la categoría GT1 (autos cuyos motores sobrepasan los 5.000 centímetros cúbicos).

En la primera posición de la parrilla, el Chevrolet Corvette C6 del chapín se fugó desde la orden de salida y dejó la emoción del público centrada en la lucha por el segundo y tercer lugares. Así lo hizo durante las dos mangas de la fecha.

Entre los costarricenses Amadeo Quirós (padre) y Ernesto Rodríguez y el panameño Óscar Terán se vivieron esos intensos duelos.

Avanzados los primeros 30 minutos de carrera, el Toyota Supra de Quirós cedió el segundo puesto al Chevrolet Corvette C5 del panameño, tras salir mal de una curva.

Una falla del vehículo de Terán lo obligó a alejarse por un rato de la competencia, pero a Quirós no le fue fácil retomar la posición. Ernesto Rodríguez estaba al acecho.

“Venía peleando, pero el carro se me desgastó mucho en cada vuelta, bajé el ritmo porque faltaba un heat todavía y en la última vuelta Ernesto tuvo un trompo y ahí saqué la ventaja”, relató Quirós.

Saravia, Quirós y Rodríguez, respectivamente, ocuparon las tres primeras posiciones en la primera manga de la prueba, que estuvo marcada por un fuerte viento.

Inusual invitado. La pauta a seguir en el segundo heat fue similar a la del primero, Andrés Saravia se adelantó desde el primer momento.

Las únicas variantes: el Supra de los Quirós lo condujo Amadeo junior , una nube gris cubrió el cielo y amenazaba con lluvia, y un perro que se atravesó en la pista puso a sufrir a más de uno. Los pilotos terminaron en las mismas casillas.

“En ritmo de carrera, estuvimos más cerca (de Saravia). Hay que trabajar el carro para hacerlo un poco más rápido”, dijo Quirós junior acerca del segundo recorrido.

Aunque aún quedan 21 puntos por distribuir, Amadeo (padre) adelantó que el objetivo es enfocarse en las Tres Horas, el próximo 8 de diciembre, en una jornada nocturna.

“Llevamos una ventaja pero quedan dos heats. No hay nada asegurado”, declaró el líder Saravia.

Cada largada otorga 10 puntos a quien acabe de primero, seis y ocho unidades se suman a las cuentas del segundo y tercer lugar. Saravia tiene 42 puntos. Los Quirós 30.

En la GT2, José Iturbide y Danilo Aguilar, de Guatemala y Costa Rica, respectivamente, se dividieron los puntos. El Altezza de los Quirós se impuso en la GT3.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.