Esteban Valverde. 21 enero
Óscar Duarte celebró su anotación con una sonrisa y una mirada al cielo. Fotografía: Levante UD
Óscar Duarte celebró su anotación con una sonrisa y una mirada al cielo. Fotografía: Levante UD

Óscar Duarte cerró sus ojos, miró al cielo y abrió sus manos en señal de agradecimiento. Transcurría el minuto 31 del juego entre el Levante y el Sevilla, el Levante perdía 1 a 0, pero el tico se levantó en el área enemiga, ganó en las alturas y disparó al ángulo inferior del arquero para poner el 1 a 1, momentáneo.

Por la mente de Duarte pasó la difícil campaña que ha vivido, en la que no ha podido consolidarse como titular por dolencias; no obstante, espera que esta diana sea el verdadero arranque de una segunda ronda muy diferente.

El central nacional y su equipo ahora se deben centrar en la Liga, debido a que en la Copa del Rey quedaron eliminados al perder 3 a 1 con el Sevilla.

En este encuentro, el tico disputó los 90 minutos. En la presente campaña de Liga, el costarricense apenas suma 302 minutos, mientras que en la Copa este fue su primer cotejo.

Este duelo sirvió para que Óscar, tras mes y medio de inactividad, consiguiera obtener minutos.

El estratega granota, Paco López, resaltó que le vio buen nivel al centroamericano, aunque terminó disconforme con el resultado final.

"Lo he visto bien. Para estar todo el tiempo que ha estado fuera, en un campo así con los rivales que tenía enfrente, ha estado bien. También Óscar Duarte", manifestó.

El timonel no escondió su molestia por la sobrecarga de partidos que tiene el Levante, ya que acumula tres encuentros en seis días.

“Es una bestialidad para los jugadores tener que jugar tres partidos en seis días. Pero está hecho así desde el principio y no nos queda otra que asumirlo y tratar de llegar en las mejores condiciones”, acotó.

El próximo reto del plantel del zaguero será el viernes a las 2 p. m. frente al Osasuna.