Steven Oviedo. 18 noviembre
Kendall Waston en un entrenamiento de la Selección Nacional en el Proyecto Gol. Fotografía José Cordero
Kendall Waston en un entrenamiento de la Selección Nacional en el Proyecto Gol. Fotografía José Cordero

El partido de la Selección Nacional ante Haití, por la Liga de Naciones de la Concacaf, le permitió a Kendall Waston revivir uno de los momentos más bonitos de su carrera deportiva.

Waston regresó al Estadio Ricardo Saprissa, la que fue su casa por años, pero en la que no jugaba desde el 10 de mayo del 2014.

Dicha fecha no es un simple día en el calendario de la vida del defensor Kendall Waston, pues ese día el Deportivo Saprissa venció a Liga Deportiva Alajuelense en la final del Verano 2014, con lo que obtuvo el título 30 de su historia deportiva.

Después de ese día, Kendall se convirtió en un legionario al firmar con el Vancouver Whitecaps de la MLS, con quien estuvo cinco temporadas y después pasó al Cincinnati FC.

“Fue riquísimo (volver al Saprissa), desde que venía para acá ya me sentía en ambiente y todo. Lo último que me había acordado es cuando salí campeón, entonces era lindísimo volver a La Cueva y una sensación muy muy hermosa”, explicó Kendall Waston, defensor nacional.

En esa final, los morados igualaron 0-0 en el Estadio Alejandro Morera Soto y después en La Cueva alzaron el cetro de monarcas nacionales con el solitario tanto de Hansell Arauz.

Kendall Waston celebra una de sus anotaciones con el Saprissa. foto Rafael Murillo.
Kendall Waston celebra una de sus anotaciones con el Saprissa. foto Rafael Murillo.

“Desde el 2014 no jugaba acá, cuando ganamos la 30. Que momento, fue lindísimo”, explicó Kendall Waston, visiblemente contento.

Waston jugó los 90 minutos de ese partido bajo el mando de Rónald González y en una defensa que completaban Gabriel Badilla (qdDg), Heiner Mora y el panameño Adolfo Machado.

El resto del equipo titular lo conformaban: Manfred Russell, David Guzmán, Yeltsin Tejeda, Hansell Arauz, Daniel Colindres y el boliviano Carlos Saucedo.

Ese torneo fue muy importante para el defensor, ya que fue el único en el que obtuvo el cetro de campeón con el Saprissa, su equipo, al que apoya abiertamente en redes sociales.