Esteban Valverde. 23 enero
Jeaustin Campos se quedó sin arquero por la salida de Leonel Moreira de Bolívar. Fotografía: Archivo GN
Jeaustin Campos se quedó sin arquero por la salida de Leonel Moreira de Bolívar. Fotografía: Archivo GN

El estratega costarricense Jeaustin Campos recibió una noticia que no esperaba. El mismo día que arranca su participación en el campeonato boliviano, el timonel se dio cuenta que su arquero titular, Javier Rojas, fue transferido al Bolívar.

La razón por la que Bolívar buscó a Rojas es que en las próximas horas, es casi un hecho que dejará ir a Leonel Moreira, portero tico que llegó a mediados del año pasado y sería el próximo refuerzo de Alajuelense para el Clausura 2020.

El propio estratega tico desde Bolivia confirmó que se queda sin su cuidapalos.

"Él era propiedad de Nacional Potosí y Bolívar pagó la cláusula de rescisión respectiva, entonces se va", pronunció el nacional.

Campos no escondió que para él, como cabeza del equipo, es muy difícil afrontar esta situación, porque con el arquero hasta hicieron un trabajo especial para bajarle de peso.

“Es muy difícil lo que nos está pasando porque trabajamos con él dos semanas a toda máquina para bajarle el peso. Él venía con 5,5 kilos de peso de más y le quitamos tres. Ahora esperamos, a partir de mañana, sumar dos arqueros bolivianos”, informó.

El Nacional Potosí chocará este jueves a las 6 p. m. con Wilstermann, en el inicio del torneo para ellos, y no contará con Rojas.

Esta es una señal más de que Leonel Moreira tiene pie y medio en la Liga, debido a que Jafet Soto, gerente del Herediano, hizo saber que el presidente del Pachuca, Jesús Martínez, lo llamó para informarle que lo cederían a los rojinegros.

Dardo López, vicepresidente de Bolívar, le confesó a La Nación que existe una negociación con el cuidapalos para finiquitar su vínculo, mientras ahora Nacional Potosí confirma que ya le buscaron sustituto.

Leonel Moreira se mantiene en Bolivia donde está a la espera de definir su futuro, pero la mayoría de caminos lo llevan de nuevo a Costa Rica, no obstante no vestido de rojiamarillo, sino de rojinegro.