Daniel Jiménez. 19 enero
Christian Bolaños festeja la anotación que le marcó al Cartaginés, que significó el triunfo de Saprissa 2-1 en el Fello Meza. Foto: Rafael Pacheco
Christian Bolaños festeja la anotación que le marcó al Cartaginés, que significó el triunfo de Saprissa 2-1 en el Fello Meza. Foto: Rafael Pacheco

Christian Bolaños vive un debut de Clausura de ensueño al ser el goleador de Saprissa con tres anotaciones, en la misma cantidad de partidos.

A sus 35 años, Bola ha cambiado de rol dentro del equipo. Antes era extremo por derecha, ahora juega más al centro, pero con una mayor presencia en el área rival.

Esto como parte de los movimientos que ha trabajado el club para la nueva temporada, en la que el plantel quiere utilizar el factor sorpresa.

“Wálter ha querido cambiar este año pensando en lo que viene. Hay que tener variantes. Los equipos nos habían puesto la fichita el año pasado y ya sabían qué hacernos cuando entrábamos con equis planteamiento y este año hemos intentado cambiar un poco y nos ha dado resultado”, comentó Bolaños.

Christian tiene liderazgo en el vestuario, su experiencia nacional e internacional le ha permitido ser uno de los iconos saprissistas, pero ahora eso también se ve en el campo.

Se le nota con más confianza en el campo, más suelto y esa seguridad que solo dan los goles en el fútbol. Enrrachado.

“Lo personal siempre lo he dejado de lado, así que estoy contento por eso. El buen trabajo que viene haciendo el equipo en la parte individual sale a relucir. Hay muchos jugadores que están trabajando fuerte, pero me siento contento por esto”, añadió.

El futbolista concretó a San Carlos, Guadalupe y Cartaginés. Frente a los norteños y los brumosos marcó el gol del triunfo.

Tras su regreso al plantel en el Clausura 2018, el mediocampista ha festejado en 18 oportunidades, pero nunca en tres compromisos de manera consecutiva.

Estos goles se tornan fundamentales en una zona donde existe la mayor competencia por un puesto en la planilla. El técnico Wálter Centeno confía en Bola y en la media cancha tiene jugadores de peso.

Esa confianza es recíproca, pues el futbolista enfatiza que el buen inicio de certamen se debe principalmente al proceso de los once meses que tiene Paté en el equipo.

“En el fútbol la constancia es lo que da los resultados, no solo aquí, sino a nivel mundial. Hay que tener paciencia, más cuando hay un entrenador como Wálter con una idea muy agresiva, abierta y ofensiva. Vamos por buen camino”, agregó.

En el pasado, el propio Paté dijo públicamente que Bolaños le debía un gol, aunque eso ya es historia.

Desde su último regreso a la S, en el Clausura 2018, Bolaños solo no anotó; en el Apertura 2018 celebró en seis ocasiones; en el Clausura 2019 en cuatro; en el Apertura 2019 en cinco; y en el Clausura 2020 en tres por el momento.

Al final su encuentro con los medios de comunicación, Christian bromeó con que aspira continuar con su racha goleadora y reveló su agüizote.

“He estado vacilando que la barba no me la he cortado para que lleguen anotaciones. Si me siguen cayendo los goles, no me la voy a cortar”, concluyó entre risas el hoy goleador de Saprissa.