Fútbol Nacional

Selección de Costa Rica ya conoce todos los secretos de Nueva Zelanda

Sistemas de juego, figuras, virtudes y debilidades; en la Nacional se saben de memoria todo lo que presenta el rival del repechaje para el boleto a la Copa del Mundo de Catar

Hay que ser realista, cuando se conoció que Nueva Zelanda sería el rival de la Selección de Costa Rica en el repechaje para asistir al Mundial de Catar 2022, usted, yo y los mismos jugadores y cuerpo técnico de la Tricolor conocíamos poco o nada del representante de Oceanía. Sin embargo, con la tecnología actual, es fácil descubrir hasta el más mínimo secreto de un equipo, sin importar que esté al otro lado del mundo y así fue.

Luego de mes y medio de estudio, en la Nacional ya se saben de memoria los sistemas, la disposición para atacar y defender y los referentes de los neozelandeses. Es decir, que nadie en el combinado patrio se sorprenderá el próximo 14 de junio, cuando se salte a la cancha del Ahmad Bin Ali de Catar (12 mediodía, hora de Costa Rica).

Si le queda alguna duda de lo que ofrece al adversario que se interpone entre estar en la Copa del Mundo por tercera vez consecutiva, el asistente de Luis Fernando Suárez, John Jairo Bodmer, hizo una exposición muy concreta, misma que ya tienen los futbolistas ticos.

“Hemos estudiado al rival en profundidad desde el mismo momento que jugaron la final en su zona para disputar el repechaje. Tenemos muy clara su idea de juego y sus comportamientos ofensivos. Hemos hablado en el cuerpo técnico de que es un rival que intenta elaborar en un porcentaje muy alto, hacen ataques posicionales, utilizaron tres sistemas de juego principalmente: el 1-4-3-1-2, el 1-4-3-3 y el 1-5-4-1. Obviamente estos esquemas los van transformando y tienen una tendencia muy clara de sumar cinco hombres al ataque, algunas veces priorizan el juego por el pasillos centrales y en otras por exteriores”, comentó el auxiliar.

Bodmer añadió: “Tienen una tendencia muy clara que es iniciar jugando con balón pegado al piso, elaborar, jugar en corto, superar primera y segunda línea de presión a través de esta estrategia y una vez llegan al último tercio de cancha en el porcentaje más alto de las veces buscan un jugador por banda y sin buscar profundidad lanzan balón al área para buscar el balón por las alturas a Wood, que es su centro delantero más importante”.

El ayudante de Suárez hizo especial atención en Chris Wood, quien milita en el Newcastle United y encabeza la lista que ya entregó el timonel de los All Whites. En esta convocatoria también destaca Liberato Cacace, del Empoli de la Serie A de Italia, así como los regresos de Michael Boxall, del Minnesota United de la MLS y de Marco Rojas, de ascendencia chilena que es ficha del Melbourne Victory de Australia.

Eso sí, en la Sele tampoco se amedrentan por las virtudes del adversario y recuerdan que todo lo bueno que hicieron fue ante rivales que en el papel son de menor jerarquía.

“En defensiva estudiamos sus últimos seis partidos, de los cuales en cinco ganaron fácilmente. Hacen mucho la presión alta, cuando no funciona pasan línea de balón, rearman su bloque y reactivan la presión, pero no es un equipo que le guste la defensa zonal. Ahora, se van a enfrentar a un repechaje, a un partido único y contra Costa Rica... No quiero que suene feo, pero esa es la virtud de Nueva Zelanda ante los rivales que enfrentaron y que les cuesta el juego aéreo. No significa que no nos lo van a hacer y no podemos relajarnos, pero tampoco asustarnos por esto, sino que trabajarlo y remarcarlo”, finalizó Bodmer.

La Nacional comenzó su preparación este lunes 16 de mayo con jugadores del medio local y de a poco se irán integrando los legionarios, los primeros tres días serán de descarga física y mental, luego de la tensión por el cierre del Torneo de Clausura 2022 y la seguidilla de partidos.

No se puede esconder, en el papel Costa Rica es favorito ante Nueva Zelanda, el mismo ranquin de la FIFA así lo ratifica, con la Sele en el puesto 31 y los neozelandeses en el 101.

Es más, en la Tricolor aceptan el cartel que tienen, aunque son muy claros en que esto no vale de nada a la hora de entrar a la cancha y la única forma de ratificarlo es con un gane que de el boleto a la Copa del Mundo.

“De Nueva Zelanda desde nuestro último partido ya el cuerpo técnico nos había pasado información. Incluso, vimos el partido de ellos ante Islas Salomón y tenemos identificados a jugadores, pero ellos también de nosotros. Del rival pienso que es muy fuerte, que no se puede parpadear o se paga caro, pero confío plenamente en la calidad que tenemos. Hay que jugar el partido y en el papel Costa Rica está para ir al Mundial, lo digo con humildad, pero igual toca demostrar esto”, señaló Esteban Alvarado.

El combinado patrio viajará a Catar el 6 de junio, pero antes debe visitar a Panamá (2 de junio) y recibir a Martinica (5 de junio), por la Liga de Naciones de Concacaf.

Cristian Brenes

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.