Fanny Tayver Marín. 8 diciembre, 2019
08/12/2019 Partido de semifinales entre la Liga y Heredia, estadio Alejandro Morera Soto. Foto Alonso Tenorio
08/12/2019 Partido de semifinales entre la Liga y Heredia, estadio Alejandro Morera Soto. Foto Alonso Tenorio

Roy Lassiter llegó el pasado sábado al país; su ilusión era ver a su amada Liga Deportiva Alajuelense y también a su hijo Ariel levantar la copa; sin embargo, esto no sucedió. El exjugador rojinegro fue consciente de que Ariel no hizo un buen partido y vivió la misma frustración que él.

El exjugador llamó a Ariel a mostrarse más en el juego, ya que desde su perspectiva en este tipo de partidos es cuando más hay que dejarse ver.

"Esos son los momentos en los que hay que enseñar su juego, hay que traer su juego. Hay que enseñar su talento, si no está haciendo eso pues viene otra persona. Es el máximo goleador del equipo y necesitan a esa persona en la cancha, pero yo soy realista también... Si lo veo enchufado, espabilado, con ganas y eso, pues la gente quiere ver su corazón. Para mí ver a mi hijo así es muy difícil porque le tengo un gran cariño a la Liga y cuando juega yo pienso que se debe ir con todo, que se debe dejar todo para salir con algo y... No sé. Además yo hice un gran sacrificio para estar aquí, grande, por mi trabajo, esto es difícil", expresó.

El papá se mantendrá en Costa Rica por lo que resta del año, por lo que podrá conversar con su hijo para los partidos venideros.

“Ya tendré más tiempo para hablar con él, pero no quiero enojarme tanto. Él quiere hacer grandes cosas, pero los jugadores son hechos en momentos grandes como este y no estamos jugando con gente de la parte baja, ya estamos en una parte diferente con un estadio lleno. Hay que traer todo a estos partidos, porque en estos juegos se suben etapas de su carrera. Yo quería ver eso”, añadió.

"Si todo no sale bien pues bueno, pero yo necesito ver el corazón de mi hijo cuando juega, así son las cosas, yo soy real. Él se puede enojar todo lo que quiere, pero cuando tiene tiempo en la cancha hay que demostrar, así es la cosa", profundizó.

Roy aclaró que no le echa la culpa de lo sucedido a Ariel, simplemente le quiere hacer notar que es importante para el plantel.

“No estoy echándole la culpa a Ari, pero él es importante en el equipo, lo necesita. Vea, eso hizo que Ureña pasar al costado y no quiere jugar ahí, porque lo sacrifica a él. El entrenador tuvo que mover las piezas antes y bueno, ellos saben”, finalizó.

Ariel Lassiter, el hombre referencia de la ofensiva de Alajuelense en el Apertura 2019, no llegó fino a la segunda ronda del certamen nacional, al punto que su mecha goleadora se apagó y en el último juego ante Herediano terminó molesto, totalmente fuera de sí.

El hombre que ha celebrado en 12 ocasiones con la rojinegra salió en el minuto 50 del duelo y pateó lo que encontró al frente. Primero se desquitó con una hielera, seguidamente con un saco de balones y terminó dejando ir su furia contra un asiento de los banquillos.

La última vez que marcó el goleador erizo fue el 20 de noviembre, en el partido que Alajuelense triunfó 3 a 1 sobre Jicaral.

Lassiter vivió un partido ante el Team en el que no marcó diferencia con su velocidad, tampoco pudo imponerse en el uno contra uno y fue un punto bajo de la ofensiva al no rematar una sola vez y colocar tres centros en los pies de los zagueros contrarios.

"Ellos vinieron a hacer un partido muy complicado, se vio que lo hicieron bien. Ahora tenemos dos partidos más y debemos tomar ventaja. Es una final, yo no quería salir, pero bueno debo respetar y seguir apoyando", manifestó luego del partido.

El manudo fue enfático en que su desempeño se vio afectado también por el planteamiento del rival.

“Siempre que recibía la bola se echaban para atrás porque yo les iba a ganar en velocidad, ninguno se quedaba conmigo por eso, pero bueno, no importa. Vamos a seguir adelante y buscar la forma de hacer daño”, describió.