Fanny Tayver Marín. 5 diciembre, 2019
Esteban Granados se fajó en las coberturas y Marco Ureña no logró hacer el juego de los últimos partidos. Fotografía: Rafael Pacheco
Esteban Granados se fajó en las coberturas y Marco Ureña no logró hacer el juego de los últimos partidos. Fotografía: Rafael Pacheco

Marco Ureña nunca se anda con rodeos, sus respuestas siempre son directas y por eso no tuvo ningún problema en decir cuál fue el gran pecado de Liga Deportiva Alajuelense en la casa de Herediano, donde perdió 2-0 el partido de ida de la fase final del Apertura 2019.

“Caímos en el juego de ellos, un juego aguerrido, un juego muy directo. Caímos a tirar bolas directas y no es mi fortaleza jugar ese tipo de fútbol, yo casi ni toqué la bola en todo el partido, la verdad que me siento como que ni siquiera participé”, aseguró el atacante.

Además, indicó: “Cuando dejamos de hacer el fútbol que venimos practicando y condicionando al rival de la manera en que lo hicimos, caímos en el juego de ellos, era lo que querían, el entrenador de ellos (José Giacone) siempre ha jugado así en todos los equipos que ha estado y lamentablemente fueron errores nuestros los goles, errores que no pasan nunca y nos pasó”.

¿Está muerta la Liga con ese marcador? “Nombres, para nada, la serie está abierta, quedan 90 minutos, ganamos 3-0 el partido pasado en casa, quiere decir que tenemos calidad para poderlo revertir. Es importante, la afición siempre ha estado ahí con nosotros, nos ha apoyado y esta no será la excepción. Vamos a estar casa llena, así que todos vamos a empujar para que se dé el resultado y que salga esto adelante”, respondió.

Según Ureña, la Liga simple y sencillamente tiene que aplicar en el Morera lo que no hizo en el Rosabal.

Andrés Carevic no pudo lograr que Alajuelense reaccionara tras el golpe de encajar dos goles en el primer tiempo. Fotografía: José Cordero
Andrés Carevic no pudo lograr que Alajuelense reaccionara tras el golpe de encajar dos goles en el primer tiempo. Fotografía: José Cordero

“Jugar más a nuestro fútbol, no renunciar a lo que somos nosotros e ir más agresivos, porque este miércoles no estuvimos atacando ni defendiendo bien, así que realmente fuimos un equipo desconocido y lamentable que nos pasara en estas instancias, pero qué vamos a hacer, no podemos pensar en lo que pasó, sino en lo que viene y tenemos con qué sacarlo, con nuestra gente, en nuestra casa y creo que tenemos calidad de sobra para poder marcar bastantes goles en casa”, afirmó.

También habló de que esta vez la Liga tuvo mala fortuna en los goles de Francisco Rodríguez.

“Si usted ve los goles, realmente no nos esperábamos que cayeran de esa manera, es diferente cuando es virtud del rival que cuando hay errores claros de nosotros, pero pasaron estas cosas y ahorita estamos abajo en el marcador, pero con la mente tranquila de que hemos venido haciendo muy bien las cosas, hemos venido haciendo un gran torneo y nos toca ganar en el Morera, por un marcador abultado y si lo hicimos en el partido pasado, por qué no hacerlo contra Heredia”, insistió.

Adonis Pineda tuvo dos fallos que terminaron en gol, pero también hizo algunas tapadas importantes para que Herediano no sacara un marcador más abultado. Fotografía: Rafael Pacheco
Adonis Pineda tuvo dos fallos que terminaron en gol, pero también hizo algunas tapadas importantes para que Herediano no sacara un marcador más abultado. Fotografía: Rafael Pacheco

En el ese encuentro, Ureña se veía hablándoles mucho a sus compañeros y explicó la razón.

“Yo no solo estoy jugando el partido, estoy viendo todo alrededor, veía muy claro desde atrás los errores que estábamos cometiendo, trataba de decirles, informarles lo que se ve desde atrás y como estaban ofuscados por la forma en que entraban los goles, había que hacerles ver qué estábamos dejando de hacer y tratar de arreglar lo que se podía”, expresó.

De paso, admitió que enfrentar a los florenses no es fácil.

“Heredia es complicado, vamos a la cancha del Morera Soto en la que se puede jugar fútbol, en Heredia la cancha está malísima, el sintético está en malas condiciones. Lo mismo nos pasó en San Carlos, imprecisiones, no pudimos marcar goles, tuvimos las ocasiones pero no fue un partido claro para nosotros”, aseveró.

Y añadió: “La bola no pica bien, se queda mucho, el césped está supergastado. No es un césped como el de Pérez Zeledón que fui y me sorprendió, igual que la de Santos. Están nuevas y se puede jugar buen fútbol, pero acá están gastadas. Imagino que tienen mucho uso y poco mantenimiento, entonces es difícil poder tocar la bola con facilidad, con agilidad a los espacios, la bola se queda mucho”.

Dijo que no es que a la Liga le cuesta en gramillas sintéticas, sino que no juega bien en las que no están en buenas condiciones.

“Nos afecta mucho cuando vamos a una cancha así. En lo personal me afecta mucho. No es excusa, pero sí es algo que vamos a tener en ventaja. Ojalá podamos marcar un gol rápido en el Morera. Yo creo que con eso le vamos a dar vuelta sin duda”, finalizó.