Fútbol Nacional

Marcel Hernández fue clave en victoria del Cartaginés sin rematar a marco

El cubano dio el servicio para la anotación de Jeykel Venegas y también cedió el balón en el remate de Michael Barrantes, en el primer tiempo, que se estrelló en el codo del vertical

Aplaudido, aclamado y sin duda el gran ídolo de la afición cartaginesa: Marcel Hernández en medio de una semana convulsa, fue acogido por el pueblo blanquiazul, que en todo momento le demostró su apoyo incondicional en el primer partido de la gran final en el cual Cartaginés derrotó 1-0 a Alajuelense.

No remató una sola vez a marco, fue muy marcado y tuvo que salir del área, pero al final en una acción acrobática fue decisivo al dar el servicio para que Jeikel Venegas marcara el gol de la victoria y también cedió el balón en el remate de Michael Barrantes, en el primer tiempo, que se estrelló en el codo del vertical.

Su gol, sus gestos y sus declaraciones, en la final de la segunda fase del Torneo de Clausura, que le dio la opción al Cartaginés de disputar el título ante la Liga, tras empatar 1-1, convirtieron a Marcel en el centro atención para el duelo de este domingo en el estadio Fello Meza.

Sin embargo, todo lo que se habló y se polemizó durante los últimos tres días quedó en el olvido y el cubano este domingo, en el juego de ida de la gran final, tuvo un partido complicado, donde mostró mucho esfuerzo y sacrificio, pero lejos del área, ante la marca de lo defensores Alexis Gamboa y Geancarlo González quienes no le dieron libertades. Aun así se las ingenió para ser determinante en el compromiso.

Marcel fue el jugador más aplaudido en el calentamiento. Se coreó su nombre en todo el estadio Fello Meza y como es costumbre las frases de aliento fueron comunes para el delantero y fue clave en la victoria de los de la Vieja Metrópoli.

“Siento muchísima felicidad, es el club que me dio la oportunidad y esta es una afición que siempre me apoyó, pero debemos estar con cabeza fría, faltan 90 minutos de una guerra, por lo que debemos estar tranquilos, tener mesura y tranquilidad para enfrentar una nueva guerra”, comentó Hernández

“Estoy agradecido con Dios, el equipo tuvo mucha personalidad, pero vamos a tener un partido durísimo, ahora nos toca descansar, estar tranquilos y tratar de hacer el mejor trabajo en el próximo compromiso. Debemos mantener los pies sobre la tierra, tenemos el 50% del camino recorrido, por lo que hay que tener mesura para ir a hacer el mejor trabajo posible”, agregó.

En el arranque del partido, en el túnel de ingreso a la gramilla, Marcel conversó y abrazó al joven guardameta Miguel Ajú y una vez en la cancha se saludó con todos los jugadores del cuadro manudo, dejando atrás las polémicas del duelo anterior como buenos profesionales.

Hernández inició el partido con mucho empeño y a los 44 segundos disputó el primer balón con Alexis Gamboa, que fue la tónica en todo el compromiso. A los tres minutos el cubano tocó su primer balón y a los siete cometió su primera falta al chocar con el meta Miguel Ajú.

En la continuación del cotejo Marcel tuvo que salirse del área ante la marca de los celadores, por lo que era común verlo caminar en el medio campo, tratando de tener espacios para acarrear balones y arrancar en velocidad aprovechando su potencia.

Después de pasar desapercibido, Marcel, en el cierre del primer tiempo, construyó la acción más peligrosa de su equipo, cuando le dio un servicio al volante Michael Barrantes quien sacó un potente remate que se estrelló en el paral izquierdo del meta Ajú, salvándose el cuadro erizo.

Para la segunda parte no varió mucho la actuación del cubano, quien para evitar el marcaje de Gamboa y Geancarlo González se ubicó en el medio campo para intentar llegar desde atrás, como en la parte inicial y también apeló a llegar por el costado derecho, sembrando vértigo y peligro a la parte baja rojinegra.

En el epílogo ingresó Govanni Arturo Campos y Marcel estuvo más acompañado y los locales tomaron la iniciativa en ataque.

Al minuto 88 Celso Borges cometió una falta sobre Marcel y el mismo jugador tomó el balón pero su remate se quedó él la barrera. Sin embargo en la siguiente acción Luis Ronaldo Araya centró y Hernández peinó un balón para atrás para que Jeykel Venegas marcara el gol del triunfo brumoso.

Al final del compromiso, los números del cubano fueron 18 pases buenos, cuatro malos; ganó 11 duelos, de los cuales ocho fueron aéreos. Así mismo perdió 10 duelos, de ellos siete aéreos. No remató directo, ni desviado, le bloquearon uno, cometió una falta, recibió una y tuvo 28 toques de balón.

Cristian Brenes

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.

Juan Diego Villarreal

Juan Diego Villarreal

Egresado de la Universidad Federada. Entre sus coberturas destacan los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, compromisos eliminatorios de la Sele, así como Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.