Daniel Jiménez. 19 octubre

Cumple la mayoría de edad el 25 de mayo y su representante Kurt Morsink ya comienza a trabajar en una eventual colocación en el fútbol internacional. Es un hecho: el delantero del Deportivo Saprissa Manfred Ugalde estará poco en las filas del primer equipo.

Tiene olfato goleador, buen regate y es encarador. La parte física y el cabeceo son sus mayores áreas de mejora. Debutó la temporada pasada, aunque irrumpió en la planilla hasta este torneo.

Manfred Ugalde anotó su quinto gol con los morados en el campeonato nacional el miércoles pasado frente a Cartaginés. Foto: Rafael Pacheco
Manfred Ugalde anotó su quinto gol con los morados en el campeonato nacional el miércoles pasado frente a Cartaginés. Foto: Rafael Pacheco

Si bien aún es un prospecto en clara formación, Ugalde ha demostrado que va por buen camino con su rendimiento en el campo y su manera de definir, aunque también debe madurar en el terreno de juego como evidencia aquel famoso mordisco a Júnior Díaz.

Con 17 años forma parte de procesos de selección menor y es claro que ha tenido una gran exposición mediática por su rendimiento. Son condimentos idóneos para que su agente pueda comenzar a planear posibles nuevos retos en su carrera, todos con un mismo fin: marcharse al extranjero.

El propio Manfred lo reconoce sin problema: “Si hay alguna oportunidad por ahí, él (Morsink) la va a tomar de la mejor manera para mí y mi familia”, comentó el joven jugador a La Nación.

Cuando se intentó ahondar sobre su futuro, el atacante insistió: “Mi representante no me ha dicho nada. Solo él puede hablar, cuando se pueda hablamos de eso”.

El agente de Ugalde es Morsink, quien tiene una buena relación con la dirigencia de la S. Además, ha enviado a muchos futbolistas a la MLS de los Estados Unidos, como por ejemplo David Guzmán, Francisco Calvo, Roy Miller, Julio Cascante, Joseph Mora, Ulises Segura y Marvin Loría.

Eso sí, el jugador estuvo recientemente en una pasantía por el Benfica de Portugal y el Udinese de Italia. Dijo traerse un buen aprendizaje.

“Fue de mucho crecimiento, siempre trato de sacar el máximo provecho. Creo que los entrenamientos es parecido acá, pero en infraestructura están a otro nivel”, citó.

Manfred Ugalde dejó en el camino al brumoso Jameson Scott para anotar en el Fello Meza. Foto: Rafael Pacheco
Manfred Ugalde dejó en el camino al brumoso Jameson Scott para anotar en el Fello Meza. Foto: Rafael Pacheco

Luego de esa experiencia en Europa y por la sanción a David Ramírez, Ugalde volvió a ser el centro delantero estelar del conjunto morado. Y con ello volvió a festejar como lo hizo el pasado miércoles en el Fello Meza, en el triunfo del Monstruo 1-2 ante Cartaginés.

Ugalde dijo que su mayor deseo actualmente es "poder quedar campeón y aportar mucho al equipo".

Es de pocas palabras. Casi no habla con la prensa. El Saprissa lo ha resguardado, excepto cuando el equipo visita a alguna cancha en la que la zona mixta es dentro del propio terreno de juego.

También junto a La Nación ahondó en su experiencia con el zaguero rojinegro Júnior Díaz, quien ya ha hecho caer en su anzuelo a tres tibaseños: Ugalde, Ramírez y a Mariano Torres.

“Ya tuve mi experiencia y hay que estar tranquilo en los partidos, estar centrado y no salirse de las casillas. El entrenador nos habla mucho que no caigamos en el juego de los otros”, expresó Ugalde.

El ariete es del pensar que debe llevar su proceso con calma, ser perfil bajo y que su fútbol hable por él mismo. Evitar la polémica extra cancha y dedicarse a aprender y mejorar.