Fiorella Masís, Cristian Brenes. 14 julio

Juan Carlos Rojas, presidente de Saprissa, atendió a solas a La Nación y aclaró las principales dudas que se tienen sobre el plan del equipo. El jerarca detalló la ruta que seguirán para afrontar la crisis que genera la covid-19, analizó la planilla que conformaron y dio su parecer sobre la continuidad de Wálter Centeno como técnico.

El jerarca no esconde que, como toda empresa, tienen retos muy grandes en lo económico. Así mismo, aclaró por qué el club registra tantas salidas y la forma en la que se mueven para amarar a fichajes de peso.

¿Le sabe mejor este título 35, por las circunstancias en que se dio?

Esto tiene mucho mérito y reafirma el desempeño del Saprissa, porque desde el inicio fue muy cuestionado. Saprissa no era visto como el favorito por muchos, pese a ese primer lugar en la fase regular. Entonces, que el equipo reafirmara esto en las fases finales de manera tan contundente, confirmó el buen trabajo que había desempeñado el club en todo el torneo. Es algo de mucha satisfacción.

Wálter Centeno terminó su contrato y aún no se anuncia su continuidad. ¿Cómo está el tema de su renovación?

Wálter nos ha dicho que quiere continuar y nosotros le externamos que queremos que continúe, así que veremos en estos días si puede haber un acuerdo contractual para que así sea. Espero que no haya ningún problema y creo que no se tendrá ningún inconveniente, pero hay que firmar los documentos.

¿Manfred Ugalde se queda o se va?

No hemos hecho un pronunciamiento oficial sobre este tema, pero sí es cierto que hay un alto nivel de interés por Manfred y vamos a ver pronto si se formaliza y se anuncia.

“Nuestra política es no adelantar adelantar criterios, así que cuando se haga oficial se dará toda la información sobre Manfred”.

¿Cómo está Saprissa económicamente ante la realidad financiera que se vive?

Está como el de muchas de las empresas del país. Hay que socarse la faja de una manera muy fuerte y tomar medidas responsables, para asegurarse que no vamos a entrar en problemas. A hoy no sé cuándo se van a abrir los estadios y esto hace que uno no pueda planificar esos ingresos en lo que resta del año.

“Siendo así, el llamado para un hogar, para una empresa o una institución es a balancear los ingresos y los gastos. Si los ingresos se redujeron, hay que reducir los gastos y esto no es sencillo. Esto le toca a la gerencia, en conjunto con la directiva, y si uno no se ajusta, se va a meter en serios problemas”.

Juan Carlos Rojas conversó a solas con La Nación y dejó en claro la ruta que seguirá el equipo para sortear la crisis por la pandemia. / Fotografía: John Durán, archivo.
Juan Carlos Rojas conversó a solas con La Nación y dejó en claro la ruta que seguirá el equipo para sortear la crisis por la pandemia. / Fotografía: John Durán, archivo.

¿Saprissa está en números rojos?

Haremos todo lo posible para que el año no termine en números rojos y si llegara a pasar, que no sea tanto. Sin embargo, no es fácil y el reto es tratar de no terminar en números rojos.

“Cuando a uno se le caen la mitad de los ingresos, eso es mucha plata y ahí uno tiene que tratar de balancear, pero al mismo tiempo mantener la esencia de lo que es Saprissa. Este es un equipo que pelea por ser campeón, como ya pasó, y ahora busca el bicampeonato. Acá está el gran reto y es el arte y la ciencia de lo que enfrentamos”.

¿Trabajar con una planilla más pequeña obedece a una necesidad económica o es así porque se dieron cuenta que no necesitan tanta cantidad, sino calidad?

Diría que ambos. Llevamos años hablando del número ideal de jugadores para una planilla. Algunas veces nos vamos por una planilla menor y en otras por una más grande. Indistintamente del tema económico, hoy en día estoy convencido de que debemos tener una planilla de cerca de 22 jugadores, para darle espacio a los futbolistas de liga menor.

“Ahora coincidió en un momento donde muchos contratos vencían y esto facilitó todo. Además, hay un tema económico que lo obliga a uno a tratar de ser más eficiente en el gasto. Esto contribuyó a la seguridad de tomar la decisión. Sin embargo, son los dos aspectos, porque también está lo deportivo y sentimos que es lo correcto”.

“Es probable” que la planilla de esta temporada sea más barata. Juan Carlos Rojas, presidente de Saprissa

La mayoría de jugadores que salieron no eran titulares, ¿cómo encontrar el balance, porque los que contrataron son figuras que ganan bastante bien?

Esa es la ciencia y lo difícil de todo esto. Es un manejo complejo, porque hay muchas partes en movimiento. Uno se plantea algo en una pizarra y ahí se ve todo bonito, pero implementarlo es difícil. Esto dice mucho de lo que hace Víctor Cordero con la gerencia general, para que todo se haga realidad.

“Las negociaciones no fueron sencillas, unas tuvieron más complejidad por los factores que incidían. Había que negociar contratos justos y razonables para todos, dentro del contexto que vivimos. El gran reto que nos fijamos fue armar una planilla que en el papel uno sienta que es igual o más competitiva que con la que salimos campeones, pero a un costo menor.

”Me siento muy satisfecho de la planilla que tenemos, porque cumple con los parámetros, en un momento tan difícil como el actual”.

¿Los jugadores que llegaron se tuvieron que ajustar a la oferta que hay?

Son temas complicados de contestar. Lo que es cierto es que todos tenemos que acostumbrarnos a que estamos viviendo en un momento difícil y diferente. Mientras estemos en esta pandemia y con los estadios cerrados, toda la familia del fútbol debe ajustarse de una u otra manera.

Entonces dice que esta planilla es más barata que la anterior…

Es probable que sea así.

¿Falta alguna contratación?

No estamos seguros que sea así. No cerramos las puertas, porque quedan casi dos meses para que cierre el periodo de inscripción. Hay que entrar en la pretemporada para definir si traemos a alguien más o no.

Saprissa utilizó muy pocos jóvenes y canteranos, ¿quieren aprovechar el momento para que salgan nuevas figuras?

Sí, sin duda alguna. Parte de la visión de Saprissa es el desarrollo de jóvenes y que se vayan incorporando en la planilla, para que sean esa nueva generación. Está claro que en los próximos dos o tres años varios futbolistas de primera línea del equipo finalizarán su carrera y por eso debemos estar preparados para hacer esa transición. Debemos brindar esas oportunidades y creo que en este último año no lo hicimos como todos quisiéramos en Saprissa.

Las salidas de José Rodolfo Alfaro y Yael López llamaron mucha la atención, por el perfi y su proyección, ¿por dónde pasó la decisión de que no continuaran?

Prefiero no entrar en el detalle individual de por qué alguien se fue o no. Lo que puedo decir es que en general siempre hay una serie de factores del por qué. Alguna gente puede analizar diferente la salida de un joven que de un veterano, pero yo le deseo lo mejor a estos futbolistas.

“Nos sentimos muy cómodos, porque vienen talentos jóvenes de muy buena calidad y ellos suplirán muy bien a los que salieron. Son jóvenes de cantera morada”.

Saprissa pujó fuerte por los talentos que formó Carmelita y se llevó tres, pero ninguno sigue hoy en día, ¿fue que no cumplieron?

Muchos jugadores son buenos en potencia y uno les tiene mucha fe, pero de ahí a consolidarse, es diferente y más hacerlo en Saprissa. Hay futbolistas que pueden tener carreras muy buenas y simplemente no hay campo en Saprissa.