Fanny Tayver Marín. 30 noviembre, 2020
Agustín Lleida y Julio César Santos se reencontraron en Costa Rica y este lunes el brasileño visitó las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento. Fotografía: Prensa Alajuelense
Agustín Lleida y Julio César Santos se reencontraron en Costa Rica y este lunes el brasileño visitó las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento. Fotografía: Prensa Alajuelense

A las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento (CAR) en Turrúcares llegó Julio César Santos Correa, un defensor que ganó la Champions League con el Real Madrid en el año 2000 y que también jugó en el AC Milan, Real Betis, Real Valladolid, Real Sociedad, Benfica y Tigres, entre otros clubes.

El brasileño recorrió todo el complejo al lado del director deportivo de los manudos, Agustín Lleida, con quien lo une una amistad de años.

Después de ver el gimnasio, los camerinos, las canchas híbridas y sintéticas y los espacios de recreación, el exfutbolista elogió a Liga Deportiva Alajuelense por contar con una estructura de primer mundo.

“Me gusta, me gusta mucho, veo que fue tocado por alguien que conoce mucho de centro deportivo, así que yo diría que en todo lo que es América estaría en un top ten. Me encantó la estructura, me encantó la innovación, yo creo que viene de mano de personas con mucha experiencia, que han hecho de esto una novedad para el país”, reseñó Julio César Santos en declaraciones difundidas por la oficina de comunicación de la Liga.

Con una trayectoria de casi 20 años en el fútbol europeo como jugador y ahora que tiene licencia UEFA Pro de entrenador, el brasileño dirigió al Club Deportivo Cristo Atlético, en la tercera división de España y luego asumió el banquillo de Olimpik Donetsk de Ucrania.

Santos considera que el CAR no solo marca la pauta en el presente, sino que dará muchos resultados a futuro.

“Sabemos de que un jugador o un talento no se hace solo, se necesita toda una estructura para que ellos puedan tener un crecimiento acompañado y yo creo que esa estructura y todo lo que conlleva dentro de la estructura, las personas, los profesionales que están en todos los sectores hacen que esta transformación sea mucho más efectiva y el club pueda tener muchos más talentos a futuro. Esto es una inversión muy bien hecha a nivel nacional, diría que hasta internacional también”, opinó Julio César.

Agustín Lleida y Julio César se conocieron hace unos siete años en Pachuca. Fotografía: Prensa Alajuelense
Agustín Lleida y Julio César se conocieron hace unos siete años en Pachuca. Fotografía: Prensa Alajuelense

Por su parte, Agustín Lleida contó que a Julio César Santos lo conoció hace unos seis o siete años en el Pachuca, en una pasantía que hizo con los Tuzos.

Como el brasileño había jugado con Tigres, fue a capacitarse a Pachuca.

“Ahí hicimos una buena relación, luego lo mandé a estudiar con unos amigos a Barcelona, a sacar un master, fue a vivir seis meses a Barcelona. Hizo todos los estudios de entrenador para ser técnico y ahí hemos seguido manteniendo el contacto siempre y el fútbol tiene eso, te junta en un lado u otro del mundo y te junta con los amigos”, relató Lleida.

Contó que Julio César vino a Costa Rica por otros negocios y que nunca había estado en el país.

“Como sabía que estaba por aquí, por redes sociales y demás, hace dos o tres días me contactó y me preguntó que si podía conocer el club. Es un loco del fútbol y sabía que estábamos haciendo cosas por aquí y quiso conocer de primera mano el CAR”, expresó Lleida.

Al propio director deportivo de los rojinegros le alegra ver la reacción que tuvo el brasileño al explorar los rincones del complejo, porque lo impresionó mucho.

“Le llamó la atención, dice que todo es muy funcional, que está muy hecho todo para desarrollar jugadores y le llamó la atención cómo estaba distribuido y demás. Y bueno, él ha estado en grandes clubes, Real Madrid, AC Milán, te podés imaginar las condiciones que tenían allá, pero que le gustara y le llamara la atención este Centro de Alto Rendimiento que tiene la Liga es un orgullo para todos los liguistas y para nosotros”, reseñó el español.

Fuera de cámaras y conversando entre ellos, Julio César le insistía a Lleida en que estaba muy impresionado con lo que estaba viendo, porque no pensaba que un club costarricense diera esas muestras de desarrollo y crecimiento.

“Se sorprendió que en poco tiempo se haya montado todo esto, son pocos los tiempos por cómo va el proyecto y muy contento de que nos esté yendo bien. Seguramente estará hasta el jueves en el país y es posible que se dé la vuelta con nosotros el miércoles, en el partido de Concacaf, que venga al partido con nosotros y hasta la próxima vez que nos vuelva a jugar el fútbol en algún lado, que es lo bueno que tiene este deporte”, acotó Lleida.