Fútbol Nacional

El formato del torneo genera discrepancias hasta en la ‘gente de fútbol’

’La Nación’ hizo un sondeo entre técnicos, dirigentes y periodistas para conocer a fondo la discusión sobre cómo debe jugarse la Primera División

Unos se quejan, otros aseguran que es la forma correcta. ¿Cómo se debería jugar el torneo de la Primera División? Esa es la gran pregunta que muchos se hacen después del último certamen de la máxima categoría.

Alajuelense consiguió 50 puntos, fue el primero de la fase regular con solvencia, no obstante no pasó de las semifinales ante Saprissa y no pudo llegar al bicampeonato. Por su parte, Saprissa clasificó con apenas 29 unidades y alzó su estrella ’36′.

Otro cuestionamiento que se le señala al formato que recién finalizó fue la liguilla de descenso, porque al final el equipo que menos puntos sumó fue Grecia y se mantiene en la máxima categoría.

De esta forma, La Nación hizo un sondeo entre la llamada ‘gente de fútbol’, es decir: entrenadores, dirigentes y periodistas deportivos para determinar cuál es la opinión generalizada del certamen.

Ante esto se hicieron cinco preguntas: ¿Debería el formato premiar al más regular? ¿Cuál sería la calificación del 1 al 10 para usted del actual formato, sobre cuál es la mejor opción deportiva? ¿Cuál sería para usted la mejor forma de jugar que combine lo económico con lo deportivo? ¿Está de acuerdo con la implementación de la liguilla del descenso? ¿La forma de jugar el torneo premia una baja regularidad de equipos y del torneo en general?

Ante esto los participantes tuvieron diferentes respuestas, al punto que la conclusión a la que se llegó es que el formato del torneo genera discrepancias hasta entre la ‘gente de fútbol’.

Para Hernán Medford, estratega nacional y quien dirigió en el último certamen a Cartaginés, lo ideal sería que se premie al más regular, pero también hay que ser consciente de la realidad que afronta el fútbol en Costa Rica más allá de lo deportivo.

“Debería de premiar al más regular, pero debemos estar conscientes de que nuestro campeonato no da económicamente. Los equipos necesitan ingresos que solo los da una final, semifinal, esa es la parte que debemos entender los que estamos en el fútbol. Hay que aceptar que nuestra economía no da para hacer un campeonato largo”, enfatizó.

Un punto similar de criterio comparte Rafael Arias, presidente del Santos de Guápiles.

El dirigente fue enfático en que más allá de si se premia al que hizo las cosas mejor de forma constante, él sí considera que ese equipo debe recibir algún tipo de incentivo por su esfuerzo en la fase regular, por lo que desde su punto de vista al campeonato lo que le falta es una ‘Gran final’.

El comunicador, Gustavo López, que trabaja en TigoSports, explicó que la cultura futbolística tica es consciente que no se puede tener un formato estilo europeo, empero desde su punto de vista esto se soluciona con dos oportunidades de optar por el cetro para el primer lugar.

“El formato debe darle una ventaja al más regular como ocurre en la mayoría de torneos del mundo. Para mí es inadmisible que se quitara la final del equipo que gana la fase regular. Hay que darle un incentivo al más regular”, pronunció.

Los consultados también fueron enfáticos en que el torneo no es la mejor opción deportivamente hablando, pero también aclararon que es la que va más acorde con la realidad económica y deportiva del fútbol nacional.

“Esta que tenemos definitivamente no es la mejor deportivamente, porque no premia la regularidad”, mencionó el periodista López.

Medford, por su parte, envió un mensaje a la dirigencia, a quienes les pidió tomar el parecer de técnicos a la hora de discutir cómo se juegan los torneos.

“Los dirigentes se reúnen y no invitan a los entrenadores para compartir decisiones y tomar algo mejor para el fútbol. No tomaron en cuenta gente de fútbol, entonces la forma de jugar está bien, pero al primer lugar deberían darle la opción de una final de finales y el que tiene que descender es el de menos puntos”, recalcó.

Un punto que genera discusión es la liguilla por el no descenso.

Desde el punto de vista de Hernán Medford, esta fase se debe eliminar por completo y el que menos puntos hace tiene que ir a la Segunda División.

El periodista de Columbia, José Pablo Alfaro, detalló que si se quiere mayor competitividad a la hora de pelear la categoría, hay otras fórmulas más justas.

“Lo ideal sería que baje uno directo y que otro pelee un repechaje contra otro equipo de Segunda. Esto garantizaría la emoción durante toda la campaña pues quedarían menos clubes intermedios que llegan a las últimas fechas sin protagonismo”, contó.

Ferlin Fuentes, del diario digital El Mundo, fue claro en que desde su perspectiva únicamente debe descender un equipo y el criterio debería ser el puntaje hecho durante toda la temporada.

El que difirió fue el comunicador de Monumental y Repretel, Rodolfo Mora, pues él sí cree que el peor del Clausura y el peor del Apertura deben verse las caras para definir al descendido.

Todos los entrevistados coincidieron en que el campeonato nacional debe mantenerse en tres fases. Una primera ronda regular, semifinales y final.

“Costa Rica es muy pequeño, en Costa Rica se busca un campeonato que sea rentable para equipos y para televisoras. Si usted me pregunta si debería ser como en Europa, como dicen los alajuelenses ahora que se vieron afectados pues no creo porque son los mismos grandes los que no quieren hacer eso”, dijo.

El entrenador del recién salvado Sporting F.C., José Giacone, destacó que él cree que el torneo debe darle una ventaja deportiva a los primeros dos clasificados, pero en la final se debe competir en igualdad de condiciones para ambos finalistas.

De esta forma Giacone difiere de que el ganador de la fase regular tenga alguna ventaja sobre los demás.

Desde la trinchera periodística está la percepción de que el formato actual premia la baja regularidad, no obstante los técnicos son enfáticos que se llevan temporadas jugando así y hasta ahora se cuestiona la regularidad.

“Yo no sé por qué la reclamadera con la regularidad si este campeonato ha estado 20 torneos así. Cuando yo perdí la final con Heredia ante Pérez Zeledón estuve 22 partidos invictos y nadie dijo nada. Venimos con años este tipo de campeonatos y es la forma que más conviene”, finalizó Medford.

Los intereses económicos seguirán reinando en la forma de jugar el campeonato. “Al final este torneo que pasamos creo yo que premia las rachas y no la regularidad, esto debería cambiar, pero en detalles, no en todo”, concluyó Gustavo López.

En el caso de Rafael Arias, el jerarca santista aseguró: “necesitamos un torneo con cuatro finalistas, semifinal, final y una gran final”.

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.