Fútbol Nacional

Efervescencia por boletos para juego Puntarenas - Carmelita causó largas filas, empujones y ‘colados’

Entradas para el juego de la final del Torneo Clausura de la Liga de Ascenso se agotaron en menos de media hora en los diferentes puntos de venta

Con largas filas, empujones y los infaltables colados, así transcurrió la venta de entradas en el centro de Puntarenas y sus alrededores, para el primer partido de la final del Torneo Clausura de la Liga de Ascenso entre Puntarenas FC y Carmelita, a realizarse este sábado 14 de mayo en el estadio Lito Pérez de Puntarenas, a partir de las 7 p. m.

Aunque se tenía previsto que los puntos de venta en la Marisquería Promainsa, en El Cocal de Puntarenas y la venta de chances y lotería de La Ventanita en El Roble, abrirían a las 8 a. m., desde las 4:30 a. m. los seguidores del cuadro naranja llegaron para asegurarse un lugar en la grada.

Cerca de las 7 a. m. ya habían unas mil personas en el Roble, esperando poder adquirir su entrada.

“Yo estuve desde las cinco de la mañana haciendo fila y gracias a Dios ya tengo las mías para ir a la final y desde luego apoyando al Puerto para verlo subir a Primera División. Puntarenas ya merece un equipo en la alta categoría”, comentó Paola Cruz.

Las entradas costaban ¢5.000 gradería popular y ¢7.000 colones en sombra; no obstante, unos 30 minutos después de abrirse las boleterías ya se habían agotado las 3.400 entradas.

Por su parte, en la soda Acuario, frente al estadio Lito Pérez, la venta de los boletos arrancó a las 10 a. m., no obstante, debido a las largas filas se desordenó la gente, que empezó a empujar y colarse.

Ian Huertas Rosales, quien llegó a las 6 a.m. a comprar los tiquetes para unos familiares que viven en San José aseguró que de pronto la gente empezó a reclamar. Otros aprovecharon para colarse y las personas que habían estado desde temprano se enojaron.

“Como no había seguridad en la soda Acuario la gente se aprovechó y empezó a meterse a las filas. Unos se subieron a unos portones de metal y empezaron a comprarle entradas a otros y los aficionados más se enojaron. Al poco rato llegó la policía, puso orden y organizó tres filas para que todos pudieran comprar entradas”, dijo Huertas.

“Al final, la mayoría que madrugó, y estaban desde las 6 a. m., se quedaron sin boletos y se marcharon bravos. También había otras personas que ponían a los adultos mayores en la fila, pues los pasaban primero, pero posiblemente eran los revendedores que utilizaron esa práctica. Solo vendían tres entradas por persona, aunque en un principio se anunciaron cinco”, añadió.

La efervescencia de los puntarenenses se da porque de ganar el PFC el Clausura ascenderá automáticamente a la Primera División, al ser los porteños los monarcas del Apertura, pero de adjudicarse el certamen los carmelos, se deberá jugar una final nacional.

Juan Diego Villarreal

Juan Diego Villarreal

Egresado de la Universidad Federada. Entre sus coberturas destacan los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, compromisos eliminatorios de la Sele, así como Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.