Fanny Tayver Marín. 5 diciembre, 2019
La forma en como cayeron los goles de Herediano golpearon a la Liga y a Adonis Pineda. Fotografía: José Cordero
La forma en como cayeron los goles de Herediano golpearon a la Liga y a Adonis Pineda. Fotografía: José Cordero

Cuando un jugador no tiene un buen partido, por lo general, opta por no dar declaraciones, pero no fue el caso de Adonis Pineda.

El arquero de Liga Deportiva Alajuelense vivió una pesadilla en el partido de ida de la fase final del Apertura, al cometer dos errores gruesos que terminaron en goles de Francisco Rodríguez que tienen la serie 2-0 a favor de Herediano.

“Fue un partido complicado, sabíamos que iba a ser así, tratamos de salir con una mentalidad positiva, lastimosamente caen los goles, pero hay que seguir para adelante”, fueron las primeras palabras del portero rojinegro tras cruzar el portón para pasar por la zona mixta del Rosabal Cordero.

Al consultársele sobre esos dos fallos, el guardameta oriundo de Hojancha respondió: “Tranquilo, hay que seguir para adelante, la serie está abierta, ahora vamos para nuestra casa y trataremos de sacar la victoria”.

¿Estaba nervioso? “No, no, nervioso no, si hubiese sido así me habrían pasado cosas todavía mucho más graves. Son cosas que en algún momento yo dije que me iban a pasar y me pasaron. Ahora toca levantarme, siempre lo he hecho y lo voy a hacer así”.

Tras los fallos en el primer tiempo, Pineda intentó reencontrarse en el complemento y tuvo un par de tapadas ante remates de Rándall Azofeifa y Brian Rubio. Eso lo reconfortó.

“Sabía que tenía que seguir haciendo las cosas bien, eso no me iba a hacer agachar la cabeza y no voy a agachar la cabeza. Soy una persona humilde y voy a seguir adelante”.

Pineda le agradece a sus compañeros por respaldarlo: “Somos una familia y siempre vamos para adelante. Ya pasó, ya los errores pasaron y me toca salir adelante. Desde el error más mínimo hasta el error más grave me van a fortalecer".

¿Qué fue lo que le pasó en esas dos acciones? “En la primera es una bola muy complicada, una bola que se mueve mucho y me pasó un poco la factura. En la segunda, Gerson (Torres) cuando la tapo me la quita de la mano, pero bueno, no pasa nada, hay que seguir adelante”.

El portero de 22 años se veía sereno en sus respuestas, evidenciando madurez ante un golpe duro.

“Tengo que aceptar cuando me equivoco y tengo que aceptar cuando no me equivoco, me equivoqué, me toca aceptarlo y tengo que levantarme”.

Pineda llegó a esta instancia como uno de los porteros más regulares del campeonato. De hecho, venía de lucirse con dos tapadas vitales contra San Carlos, cuando Álvaro Saborío y Mynor Escoe lo pusieron a prueba.

“Los aficionados son los que tienen la palabra, yo voy a seguir haciendo mi trabajo en la cancha y voy a dar todo mi esfuerzo por estos colores. No le tengo que demostrar nada a nadie, solo me lo tengo que demostrar yo”.

Y agregó: “He tenido partidos buenos, partidos malos y tengo que seguir creciendo. Ya este partido pasó y ahora esperamos el que viene. El apoyo de mis compañeros me da un poco de fortaleza para seguir adelante”.

El juego de vuelta de esta serie de la etapa final será el domingo, a las 3 p. m., en el Morera Soto.

“Estamos esperando que ese partido llegue para dar lo mejor de cada uno. Va a ser un partido bastante bonito, la afición va a estar ahí presente, el estadio estará lleno y va a ser un ambiente bonito para la final”, acotó el guardameta de la Liga.