Fiorella Masís. 18 septiembre

Hace dos días la Asociación Deportiva San Carlos informó que los jugadores Esteban Ramírez y Alberth Villalobos se les aplicó una sanción interna, medida interpuesta y acordada por la junta directiva, gerencia y el cuerpo técnico.

Alberth Villalobos (izquierda) lucha por el balón con Christopher Núñez, de Cartago, en un partido del 2019. Fotos: Mayela López
Alberth Villalobos (izquierda) lucha por el balón con Christopher Núñez, de Cartago, en un partido del 2019. Fotos: Mayela López

Sin entrar en detalles, se aclaró que el castigo no correspondía a temas disciplinarios. La determinación fue impedirles entrenar con el resto del grupo, situación que molestó a Villalobos.

El delantero estuvo en desacuerdo con la disposición, así como la forma en que se informó.

“No me gusta que sacaran el nombre y que me separaran de esa forma”, comentó Villalobos.

Al consultarle qué fue lo que sucedió, contestó: “estoy igual que usted, no sé, fue decisión técnica pero la manera en que lo hicieron no es la correcta, yo lo veo por ese tema”

“Nadie sabe nada, la manera que se utilizó para separarme no está bien, yo tengo un contrato profesional, tengo que entrenar con mis compañeros, no en desigualdad de condiciones”.

Según explicó, el martes estaba en su casa de habitación y a las 4 p. m. debía entrenar con el resto del equipo. Sin embargo, una hora antes lo llamaron para comunicarle que no se presentara.

“Después fui el miércoles a una reunión con la junta, no me dieron un motivo o algo formal. No había ninguna razón, hasta yo estoy confundido. No me gustaron esas formas y tomé la decisión de irme, no quería estar ahí”.

Antes de cerrar su relación con los Toros del Norte, se presentó a entrenar, pero solo podía estar en gradería. Tampoco sabía cuándo iba a terminar esa medida.

“Me dijeron que era por tiempo indefinido. Con el técnico no hablé, simplemente no contaba conmigo”, añadió.

En el comunicado de prensa del club se indicó que tanto él como Ramírez volverían a sus labores cuando el cuerpo técnico lo considerara oportuno.

Esto sucede apenas una semana después de que Jeaustin Campos asumiera el equipo sancarleño. Previo al juego del miércoles anterior contra Saprissa (1-1), el estratega indicó que aplicaría mano dura.

“Ya jalamos orejas, ya fuimos exigentes y vamos a ser intolerantes con este tipo de situaciones, si vemos actitudes que afectan, al grupo seré el primero en golpear la mesa”, indicó.

Ahora Villalobos jugará a préstamo con el Municipal Grecia. Su ficha pertenece al Club Sport Herediano.