Fútbol Nacional

Alajuelense ve el nuevo estadio como su pilar financiero a futuro

“No es un estadio que está pensado para que se construya a través de financiamiento”, expresó Fernando Ocampo, quien detalló que se apostaría por un fideicomiso bancario de garantía

Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.

Alajuelense sueña con tener una ciudad deportiva en Turrúcares. Al frente del Centro de Alto Rendimiento (CAR), pretende construir un estadio con un aforo para 24.000 personas.

El costo del nuevo reducto es de $30 millones, monto que contempla planos y construcción, pero no incluye el terreno.

Los socios del club habían sido informados en asambleas pasadas que las condiciones de pago del terreno eran muy favorables, en el sentido de que permiten que con el propio flujo del estadio, una vez que esté operando, se pueda pagar porcentualmente, a través del tiempo.

Quizás algunos piensan que es muy extraño que Alajuelense anunciara que había salido de deudas a principios de marzo y que ahora contraiga una deuda otra vez.

Según el presidente de la Liga, Fernando Ocampo, eso no es así. Detalló que si el próximo 8 de mayo los socios aprueban la construcción del nuevo estadio, se acudiría a un fideicomiso.

“Sabemos lo que nos ha costado llegar al momento financiero en el que estamos hoy y por ninguna razón la idea es comprometer este esfuerzo. Por eso la figura del fideicomiso. Nosotros consideramos que este estadio debe construirse como se hacen todos los estadios nuevos del mundo, con la venta de las localidades, de los palcos, de los boxes, de las sillas y el fideicomiso podrá autorizar el desembolso de dineros hasta que lleguemos a cierto nivel de recaudación que le dé solidez al proyecto”, mencionó el jerarca de Alajuelense.

Indicó que si el proyecto se vota a favor, la tarea inmediata es colocar a la venta esas sillas que permitan generar recursos para poder avanzar la construcción.

“No es un estadio que está pensado para que se construya a través de financiamiento. Es absolutamente claro. Si hoy tuviéramos que decir hay que financiar $30 millones, creo que la junta directiva y la comisión seríamos los primeros en decir esto no va y ni siquiera es presentado el proyecto”.

Explicó que la Liga ve este proyecto como un centro de entretenimiento y como una de las fuentes que a futuro serán de los elementos principales para generar recursos, con comidas, locales, parqueos, museos, escuelas y actividades como conciertos.

“Nosotros estamos viendo el estadio como un pilar del sustento financiero de la Liga a futuro. Vamos a tener un plus y es la cubierta techada en invierno; sería muy interesante. Está pensado el estadio como un pilar de generación de ingresos a futuro”, recalcó.

El financiamiento. La venta del Morera Soto era el plan inicial para construir un nuevo estadio, una idea descartada porque los socios no querían desprenderse de esa casa que es parte de su identidad y que desapareciera.

Pudo más el sentimiento, el romanticismo y la historia; así que la Liga buscó otra vía para financiar el proyecto y por eso es que la apuesta es la creación de un fideicomiso bancario de garantía.

“Se encargará de velar porque todos aquellos dineros que se recauden durante la etapa preconstructiva no sean liberados hasta contar con siete requisitos. Estos son dineros que no va a manejar la institución, que no manejará la Junta Directiva, son dineros que van a entrar directamente al fideicomiso”, citó Ocampo.

Dichos requisitos son la aprobación del proyecto por parte de la Asamblea, el 8 de mayo; que la compra del terreno quede materializada, que haya un nivel de preventas esperado, un financiamiento bancario aprobado, que se consigan los permisos de construcción, que se consiga la viabilidad técnica del terreno elegido y que haya un contrato de construcción firmado.

“Estos requisitos estarían en el contrato de fideicomiso y serían los requisitos a cumplirse para que los recursos que entren en el fideicomiso puedan utilizarse, esa es la garantía que le estamos dando a la afición, que decida invertir su dinero en la construcción del estadio, que va a ser utilizado únicamente en el desarrollo del proyecto”.

Apuntó que de no cumplirse alguno de esos requisitos, el fideicomiso congelaría los recursos económicos hasta que se cumpla, o luego de un plazo prudencial le devolverían a los socios fundadores la totalidad de sus aportes, incluso, con un interés.

“Es de la misma forma en que se construyen urbanizaciones y torres de apartamentos, vamos a darle la garantía a quienes adquieran una localidad, de que sus recursos van a ser bien utilizados”.

Detalles. La gradería principal es de 8.500 espacios, con acceso a áreas de comidas y está en la parte superior.

Platea es la parte inferior, frente al césped. Son 7.000 espacios con cercanía a la cancha.

Otra zona se llama “La muralla rojinegra”, con 3.000 espacios con accesos al área de comida, con secciones de diseño de la afición.

Preferencial presenta 2.500 espacios, con butacas especiales y visión central de la cancha.

El nivel más alto del estadio tiene alrededor de 1.300 espacios para palco, con acceso a un restaurante exclusivo y venta de sillas individuales y lockers privados, como los palcos de la hoy llamada ‘pecera’, en el Morera Soto (palco oeste).

Además, están los 84 palcos privados, que son los corporativos, con 15 sillas cada uno.

¿Qué pasará con el Morera Soto? De aprobarse el proyecto, durante el periodo de construcción seguirá siendo la casa de la Liga y a futuro los socios deberán decidir.

“Algunos dicen que ahí se puede desarrollar otro CAR, otros creen que ahí pueden jugar otras divisiones. En realidad es un tema que la Asamblea tendrá que definir, pero que yo sinceramente no veo que pase en este momento, ni que se necesite en este momento. Ya más adelante tocará a quienes estén en la directiva darle pensamiento a eso y en conjunto con la Asamblea de Asociados tomar la decisión que mejor corresponda”.

El plan de Alajuelense es que ese nuevo estadio, si los socios lo aprueban, se inaugure a principios de 2025.

El nuevo estadio en imágenes

Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.
Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.
Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.
Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.
Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.
Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.
Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.
Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.
Así lucirá el nuevo estadio de la Liga Deportiva Alajuelense. Prensa LDA.

¿Y el nombre de ese estadio? De nuevo, es tarea de los socios definirlo, como dueños del equipo.

“Al final es una decisión que tomará la afición, específicamente en este caso la asamblea de asociados que tendrá que definir el tema del estadio. Creo que todos tenemos nuestras preferencias, pero es una decisión que tomará la asamblea cuando llegue el momento”, destacó Ocampo.

Considera que la Liga como tal debería tener 10.000 asociados, pero hoy anda un poquito abajo de la mitad.

“Asociados con derecho a voto todavía son menos, pero creo que esto es un buen momento para invitar a todos esos liguistas a que se hagan parte, a que confirmen su derecho de ser dueños del equipo, de esta gran pasión y que nos ayudarían muchísimo si pueden acercarse a la institución. Uno ve otros países y hay números de socios altísimos. Sé que no es un momento que ha sido fácil, pero en junta directiva estamos buscando alternativas sencillas para que aficionados fuera del Valle Central puedan asociarse y disfrutar de los beneficios”.

Ocampo reiteró que la votación sobre el proyecto del estadio es muy importante.

“Nunca me voy a cansar de repetirlo, la esencia de Liga Deportiva Alajuelense es su estructura, cómo los asociados con posiciones que no siempre son las mismas, siempre nos ponemos de acuerdo en beneficio de la institución. Quisiéramos que todos los que tienen el derecho del voto lo ejerzan ese día porque son bases muy sólidas de lo que es la Liga del futuro”.

El presidente rojinegro insistió en que ese estadio nuevo no debe verse como infraestructura para poder jugar.

“Puede convertirse en un generador de recursos que permita apoyar el proceso de saneamiento de las finanzas, de ordenamiento, nos va a permitir generar mayores recursos que puedan invertirse también en beneficio de la institución. Es una decisión muy importante que esperamos que los socios puedan sacar el tiempo para acompañarnos”, finalizó.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN, aquí encontrará el enlace directo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.