Fútbol Internacional

Real Madrid agranda su leyenda al conquistar otra Champions League

Liverpool insistía e insistía, pero el Real Madrid encontró el único gol en la final de la Champions League 2022. Los merengues se quedan con una Orejona más y son los mejores de Europa

El que no los hace, los ve hacer... Si bien es cierto el Liverpool era más insistente, es el Real Madrid el equipo que consiguió el único gol en la final de la Champions League 2022. Liverpool era más que su rival, pero eso es una cosa y la efectividad otra. El gol de Vinícius Júnior en el minuto 59 lo cambió todo en París, al igual que las acertadas y oportunas intervenciones de Thibaut Courtois. Y los merengues levantan otra Orejona.

El Real Madrid mostró una vez más que es el rey de Europa. El conjunto español sumó este sábado en París su decimocuarto título de Champions League y si el brasileño fue determinante en el gol, también lo fue el portero del Real Madrid, Thibaut Courtois, con una actuación para la historia, parando todo lo que le llegaba y desesperando sobre todo a Mohamed Salah, que gozó de varias ocasiones.

La fiesta del Real Madrid y del fútbol europeo se vio empañada en parte, al tener que retrasarse más de media hora el inicio del partido por problemas de seguridad a la entrada del estadio, con aficionados queriendo acceder cuando se acercaba el inicio del duelo, lo que provocó la intervención de las fuerzas del orden con gases lacrimógenos.

El único tanto del encuentro tuvo una componente cien por cien sudamericana, ya que el brasileño Casemiro inició una jugada cediendo a la derecha al uruguayo Fede Valverde, quien centró el balón al área, donde apareció Vinicius en el segundo palo para empujar el balón a la red.

De este modo, el Real Madrid sumó su octava final consecutiva ganada, mientras que el Liverpool no se pudo tomar la revancha de la derrota en el partido decisivo de 2018 en Kiev (3-1).

El Liverpool había gozado hasta ese momento de un mayor número de oportunidades, con excepción de un gol anulado al Real Madrid al final del primer tiempo por un controvertido fuera de juego de Karim Benzema, tras varios minutos de análisis del VAR.

El conjunto inglés, que buscaba su sétima Champions, siguió apretando tras el gol de Vinicius en busca del empate, pero Salah no tenía su día, mientras que Courtois estaba más inspirado que nunca, desbaratando todas las tentativas del Liverpool.

El Liverpool hizo valer la condición de favorito que le concedían las casas de apuestas británicas y en el inicio de encuentro se mostró más ambicioso, con varias aproximaciones de Mohamed Salah y Trent Alexander Arnold.

Esos primeros avisos los confirmó Sadio Mané con un disparo al poste, tras deshacerse de Casemiro y Eder Militao.

El disparo del senegalés iba a portería, pero la mano derecha de Thibaut Courtois lo desvió a la madera.

Ese dominio inicial del Liverpool continuó con un cabezazo de Salah en el minuto 34, a las manos de un omnipresente Courtois.

Las buenas noticias para el Liverpool habían comenzado con la presencia en el once inicial de Fabinho y Thiago Alcántara que habían sido duda por lesión.

Pese a todo buen hacer del Liverpool, al Real Madrid le bastó una ocasión al final del primer tiempo para marcar, aunque el gol fue anulado a Karim Benzema por fuera de juego, tras varios minutos de verificación de la jugada por medio del VAR.

Existía la duda si Fabinho había tocado el balón antes de llegar al francés, lo que deshacía el fuera de juego, pero el VAR decidió que fue Federico Valverde quien hizo el pase a Benzema.

En la segunda parte, el Liverpool siguió siendo ambicioso, pero el gol de Vinicius, su cuarto en la Champions, fue un jarro de agua fría.

El Real Madrid, en esos últimos minutos, se dedicó a achicar balones ante la avalancha de los Reds, con Salah, Sadio Mané, junto a Diogo Jota y Firmino, que habían entrado durante el segundo tiempo, creando peligro.

Pero al final, el Real Madrid demostró ante los ojos de Rafa Nadal, en las tribunas aprovechando que está disputando Roland Garros en la capital francesa, que su reinado europeo es eterno.

Y también extendió su reinado el técnico Carlo Ancelotti, el primer entrenador que gana cuatro Champions, dos con el Real Madrid, tras la lograda en 2014, y dos con el Milan.

Nueve jugadores del Real Madrid sumaron su quinto título de Champions League, colocándose a una del récord del legendario jugador del equipo blanco, Paco Gento, que logró seis en las décadas de los cincuenta y sesenta.

Karim Benzema, Luka Modric, Gareth Bale, Dani Carvajal, Isco, Marcelo, Casemiro, Toni Kroos y Nacho, que habían ganado las cuatro últimas Champions del equipo blanco (2014, 2016, 2017 y 2018) lograron este sábado el quinto trofeo.

Los nueve componentes del Real Madrid igualaron de esta forma a Cristiano Ronaldo (que logró cuatro con el equipo blanco y una con el Manchester United), Pablo Maldini (Milan), Alessandro Costacurta (Milan) y seis jugadores que lograron las cinco primeras Champions en la historia del Real Madrid, cuando se llamaba Copa de Europa: Alfredo Di Stéfano, José María Zárraga, Marcos Alonso, Rafael Lesmes, Héctor Rial y Juanito Alonso.

Esas cinco primeras Copas de Europa del Real Madrid (1956, 1957, 1958, 1959, 1960), ganadas por seis jugadores del Real Madrid, también fueron conquistadas por Paco Gento, que sumó una sexta en 1966. El equipo español tuvo que esperar 32 años (1998) para conseguir su séptima Champions, antes de sumar otras siete, para un total de catorce, venciendo en 2000, 2002, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2022.

El Real Madrid ha ganado de este modo las ocho últimas finales que ha disputado, estando presentes en cinco de ellas nueve jugadores.

2022: Real Madrid (ESP)

2021: Chelsea (ENG)

2020: Bayern Múnich (GER)

2019: Liverpool (ENG)

2018: Real Madrid (ESP)

2017: Real Madrid (ESP)

2016: Real Madrid (ESP)

2015: FC Barcelona (ESP)

2014: Real Madrid (ESP)

2013: Bayern Múnich (GER)

2012: Chelsea (ENG)

2011: FC Barcelona (ESP)

2010: Inter de Milán (ITA)

2009: FC Barcelona (ESP)

2008: Manchester United (ENG)

2007: AC Milan (ITA)

2006: FC Barcelona (ESP)

2005: Liverpool (ENG)

2004: Oporto (POR)

2003: AC Milan (ITA)

2002: Real Madrid (ESP)

2001: Bayern Múnich (GER)

2000: Real Madrid (ESP)

1999: Manchester United (ENG)

1998: Real Madrid (ESP)

1997: Borussia Dortmund (GER)

1996: Juventus de Turín (ITA)

1995: Ajax de Ámsterdam (NED)

1994: AC Milan (ITA)

1993: Marsella (FRA)

1992: FC Barcelona (ESP)

1991: Estrella Roja de Belgrado (YUG)

1990: AC Milan (ITA)

1989: AC Milan (ITA)

1988: PSV Eindhoven (NED)

1987: Oporto (POR)

1986: Steaua de Bucarest (ROM)

1985: Juventus de Turín (ITA)

1984: Liverpool (ENG)

1983: Hamburgo (GER)

1982: Aston Villa (ENG)

1981: Liverpool (ENG)

1980: Nottingham Forest (ENG)

1979: Nottingham Forest (ENG)

1978: Liverpool (ENG)

1977: Liverpool (ENG)

1976: Bayern Múnich (GER)

1975: Bayern Múnich (GER)

1974: Bayern Múnich (GER)

1973: Ajax de Ámsterdam (NED)

1972: Ajax de Ámsterdam (NED)

1971: Ajax de Ámsterdam (NED)

1970: Feyenoord de Rotterdam (NED)

1969: AC Milan (ITA)

1968: Mánchester United (ENG)

1967: Celtic de Glasgow (SCO)

1966: Real Madrid (ESP)

1965: Inter de Milán (ITA)

1964: Inter de Milán (ITA)

1963: AC Milan (ITA)

1962: Benfica de Lisboa (POR)

1961: Benfica de Lisboa (POR)

1960: Real Madrid (ESP)

1959: Real Madrid (ESP)

1958: Real Madrid (ESP)

1957: Real Madrid (ESP)

1956: Real Madrid (ESP)

14: Real Madrid

7: AC Milan

6: Liverpool y Bayern Múnich

5: FC Barcelona

4: Ajax Ámsterdam

3: Inter Milán y Manchester United

2: Juventus, Benfica, Nottingham Forest, Oporto y Chelsea

1: Celtic, Hamburgo, Steaua Bucarest, Marsella, Feyenoord, Aston Villa, PSV Eindhoven, Estrella Roja y Borussia Dortmund

Thibaut Courtois respondió en el minuto 16 ante un remate de Mohamed Salah. Lo mismo ocurrió en el minuto 17. El Liverpool tiene más intenciones que el Real Madrid.

El arquero también intervino en una acción de Sadio Mané, él metió la mano y la pelota pegó en el palo en el minuto 20.

Al cierre del primer tiempo, Karim Benzema estuvo a punto de quitarle los ceros al marcador.

El merengue se aprestaba a celebrar, pero se determinó que estaba ligeramente adelantado. La acción se revisó en el VAR.

Con más de media de hora de atraso empezó la final de la Champions League 2022 que se juega hoy. Es un partido que tiene como protagonistas al Liverpool y al Real Madrid.

El duelo es en el Stade de France de Saint-Denis, en París. Esta es la tercera vez en la que estos equipos se miden en una final de Liga de Campeones de Europa. El pulso más esperado se atrasó por problemas en los accesos y porque algunos aficionados querían ingresar a la fuerza. El marcador está 0 a 0 y el cotejo de arranque es parejo.

Tras un día de fiesta y sin incidentes importantes en París, el inicio de la final de la Liga de Campeones europea entre Real Madrid y Liverpool tuvo un retraso inesperado y comenzó 36 minutos después de la hora prevista por problemas de seguridad relacionados con el acceso de hinchas al Stade de France.

Los momentos previos al partido estuvieron marcados por un cierto caos. Persistían largas filas en el acceso y un grupo de jóvenes intentó entrar escalando una de las barreras de seguridad, lo que obligó a la intervención de las fuerzas del orden.

Una veintena de jóvenes había logrado pasar la barrera, antes de la intervención de los gendarmes

Se utilizaron gases lacrimógenos para evitar que decenas de jóvenes subieran por esas barreras, mientras la Prefectura de París pedía en las redes sociales que no se forzara la entrada al recinto, con mensajes en francés, inglés y español.

En el dispositivo de seguridad estaban desplegados 6.800 policías, gendarmes y bomberos.

Ante la espera por el retraso del partido, los jugadores del Liverpool regresaron al vestuario y retomaron su calentamiento hacia la 1:07 p. m.

Sus rivales madridistas lo hicieron a continuación. Esos momentos tensos y de caos en los accesos empañaron una jornada hasta entonces sin incidentes importantes y que transcurrió en un ambiente festivo, en un día soleado.

“Estoy muy tranquilo, pensamos que el Real Madrid va a ganar. El Real Madrid tiene mucha suerte”, explica, confiado, desde la fan zone del Real Madrid en Saint-Denis Mariano Brasal, un toledano de 66 años que acude al partido junto a su hijo de 37 años.

Ciento veinticuatro partidos disputados en total entre la fase de grupos y las eliminatorias directas han traído al Real Madrid y al Liverpool a la final de la 67ª edición de la Champions, una competición en la que ambos clubes se reparten 19 títulos (13 para el club madrileño y 6 para los ingleses); más de la cuarta parte de las ‘Orejonas’ entregadas descansan en las vitrinas del Santiago Bernabéu o de Anfield.

Pero si el pasado de los dos es glorioso, el presente no lo es menos. El conjunto blanco podría conquistar su quinta Champions en los últimos ocho años, mientras que la formación inglesa llega a su tercera final en cinco años, tras la perdida contra los blancos en la capital ucraniana, e imponerse el año siguiente, en 2019, al Tottenham (2-0).

Este año, pase lo que pase en la final, es ya de por sí exitoso para los dos contendientes, por lo que una victoria el sábado convertirá la temporada en inolvidable. El Real Madrid ha conquistado la Liga española, y aunque al Liverpool se le escapó la Premier en la última fecha, ya ha abierto sus vitrinas en dos ocasiones esta temporada, por la Copa de la Liga y de la FA Cup, ambas ganadas al Chelsea.

Si en la última ocasión en que ambos equipos se vieron las caras en el partido decisivo (2018) el triunfo fue para el conjunto blanco (3-1), entonces dirigido por Zinedine Zidane en lo que fue su tercer título consecutivo, la única vez en que dirimieron el título en la capital francesa (1981) la victoria fue para el Liverpool (1-0), aunque aquel partido se disputó en el Parque de los Príncipes de la ciudad parisina.

“Levántala otra vez”, titula en portada el periódico deportivo español Marca, mientras que el británico Times habla de “la hora de la revancha”.

La final ofrece asimismo un duelo de altura en los banquillos. Ancelotti y Klopp, dos estilos, dos formas de ver y de vivir el fútbol, conducentes ambas al triunfo. Aunque la Orejona ha pasado más veces por las manos del italiano que del alemán. Ancelotti tocó el cielo europeo con el AC Milan en dos ocasiones (2003, 2007) y en su primera etapa en Madrid (2014).

Klopp ha tenido que aprender a lidiar con la decepción antes de coronarse con el laurel de la victoria. Dos veces finalista, con el Dortmund en 2013 y con Liverpool en 2018, el alemán encontró al fin su premio en 2019.

A la batalla colectiva se une el duelo individual entre los delanteros Karim Benzema y Sadio Mané, ambos aspirantes al Balón de Oro, a los que podría sumarse el egipcio Mohamed Salah. De su actuación en el partido y del nombre del equipo vencedor dependerán varios votos para el preciado galardón.

La Final de la Champions League 2022 entre Real Madrid y Liverpool será la segunda bajo el nuevo formato. En la temporada 2017-18, los merengues triunfaron 3-1 en el Estadio Olímpico de Kiev.

“La expectativa es enorme, nos palpita el corazón como nunca antes. Confiamos en el ADN madrilista en este inicio del partido. Aquí estamos más de 150 hinchas apoyando con cánticos, banderas y bufandas esperando lo mejor”, expresó Carol Vega, presidenta de Peña Madridista 7 Blanco América.

Los centrocampistas Fabinho y Thiago Alcántara, que eran duda en el Liverpool para la final este sábado de la Liga de Campeones contra el Real Madrid, están en el once inicial del equipo inglés, tras recuperarse de sus lesiones.

Klopp también optó por Ibrahima Konaté en defensa en detrimento de Joel Matip en lo que parece ser un intento por tratar de frenar al extremo madridista Vinicius. El Real Madrid, sin grandes dudas, cuenta con sus mejores elementos, con Karim Benzema como referencia ofensiva.

Real Madrid: Thibaut Courtois; Dani Carvajal, Eder Militao, David Alaba, Ferland Mendy; Toni Kroos, Luka Modric, Casemiro; Fede Valverde, Vinícius Jr y Benzema.

Liverpool: Alisson Becker; Alexander-Arnold, Virgil van Dijk, Konaté, Robertson; Fabinho, Henderson, Thiago Alcántara; Luis Díaz, Sadio Mané y Mohamed Salah.

‘Reds’ o ‘blancos’, decenas de miles de aficionados invaden desde el viernes París, y vibran en un ambiente festivo horas antes de la final de la Liga de Campeones este sábado entre Liverpool y Real Madrid, en sendas zonas de aficionados separadas por varios kilómetros.

Aunque sin entradas para el partido miles de ellos, una marea roja de aficionados del Liverpool tomó una zona en el noreste de París, mientras que los aficionados del Real Madrid tienen su base de operaciones no lejos del Stade de France, en un parque en la localidad de Saint-Denis.

La Place de la Nation de París podía pasar por la calle Anfield Road junto al estadio homónimo.

A pies de la estatua ‘El triunfo de la República’, Richie Stuart de Liverpool y sus amigos invirtieron 125 euros en la compra de cubos de plástico y hielos para conservar frescas las 70 botellas de cerveza con las que esperan celebrar el título de su equipo.

“Los dedos cruzados, porque con el sol, el alcohol podría convertirse en vinagre muy rápido”, afirma este aficionado, que espera que no se produzcan incidentes.

Marcados a fuego por el drama de Heysel en Bélgica - 39 muertos en 1985 - los aficionados de la antigua ciudad industrial británica han logrado liberarse de la reputación de ser unos hooligans realmente problemáticos.

Y a cuatro horas del pitido inicial el ambiente era plácido y festivo.

Por precaución, la Prefectura de policía de París desplegó sin embargo 6.800 efectivos, entre gendarmes, policías y bomberos.

París no recibía tantos aficionados al fútbol desde la Eurocopa-2016. Cada uno de los dos equipos contará en principio con 20.000 aficionados con entrada para el estadio, según el reparto oficial equitativo de la UEFA.

Rohan Sood, de 22 años, que ha venido desde Londres junto a un grupo de amigos, afirma estar transportado por “el ambiente de locura”: “en cualquier sitio al que vayamos se ven Reds, incluso sin entradas, esto merece realmente la pena”.

“Sol, cervezas frescas, todos nuestros amigos alrededor, una gran pantalla chula: ¿qué más se puede pedir? ¡Gracias París por esta acogida calurosa!”, lanza Henry Coyle, de 52 años, procedente de Belfast.

“Yo siempre he apoyado al Liverpool, un club con alma”, dice Tomas Piatraszkiewicz, de 43 años, de Bournemouth, en el sur de Inglaterra, para el que Jurgen Kloop es “el mejor entrenador del mundo y alguien de bien”.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.