Fútbol Internacional

Irán impide la asistencia de mujeres al partido contra Líbano

FIFA presiona desde hace años para que Irán abra sus estadios a las mujeres, pero Teherán no autorizó hasta el 2019 que un número limitado pudiera asistir a los partidos

La entrada de las mujeres a un estadio de fútbol se vio de nuevo impedida en Irán, en este caso para asistir a un partido entre los equipos nacionales masculinos de su país y de Líbano, publicaron medios iraníes.

El encuentro, ganado el martes por Irán por 2-0, tuvo lugar en el estadio Imam Reza de la ciudad de Mashhad, en el noreste del país. “Unas 2.000 mujeres iraníes, que habían comprado entradas para el partido Irán-Líbano, estaban presentes en el perímetro del estadio Imam Reza, pero no pudieron entrar en el estadio”, indicó la agencia de prensa ISNA.

“Para este partido se habían vendido 12.500 entradas, de ellas 2.000 para mujeres”, añadió ese medio. “Me disculpo ya que mucha gente no pudo entrar en el estadio y ver de cerca el partido de fútbol entre los equipos nacionales de Irán y Líbano”, declaró Mohsen Davari, gobernador de Mashhad, a la televisión pública iraní IRIB.

“Desgraciadamente, no fue posible para un gran número de personas que estaban en el exterior acceder al estadio”, añadió. Ante el revuelo generado por el incidente, el presidente iraní, Ebrahim Raisi, ordenó al ministro del Interior, Ahmad Vahidi, que siguiera de cerca la situación.

El capitán de la selección iraní, Alireza Jahanbakhsh, se refirió este miércoles a lo ocurrido: “No creo que hubiera pasado nada si los mujeres hubieran estado en el estadio. Al contrario, puede favorecer a nuestra cultura”, afirmó a los periodistas. El fiscal general iraní, Mohammad Jafar Montazeri, consideró este miércoles en declaraciones a una emisora de radio que “si las condiciones permitían la venta de entradas a mujeres, había que buscarles un lugar adecuado”.

Las mujeres iraníes fueron autorizadas en enero a asistir a un partido de fútbol de la selección masculina de su país, por primera vez en casi tres años. Fue para un duelo ante Irak, en el que Irán selló su clasificación al Mundial de Catar 2022. Desde hace cuatro décadas, la república islámica impide generalmente a las espectadoras asistir a partidos de fútbol.

Desde sectores religiosos, que tienen un gran peso en la toma de decisiones en el país, se sostiene que las mujeres deben ser protegidas de la atmósfera masculina y de la visión de hombres a medio vestir. La instancia dirigente del fútbol mundial, la FIFA, exigió a Irán en setiembre del 2019 que autorizara el acceso de las mujeres a los estadios, sin restricciones.

La directiva de la FIFA del 2019, con la amenaza de suspensión contra Irán, llegó tras la muerte de una hincha llamada Sahar Khodayari, que se había inmolado con fuego por temor a ser encarcelada por haber intentado asistir a un partido.

En el 2018 había sido detenida cuando intentaba entrar en un estadio vestida como un hombre. Su muerte desató una oleada de reacciones contra Irán. La FIFA presiona desde hace años para que Irán abra sus estadios a las mujeres, pero Teherán no autorizó hasta 2019 que un número limitado de mujeres pudiera asistir a los partidos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.