AFP . 26 septiembre
El atacante del Manchester United Bruno Fernandes celebra su anotación en el juego ante el Brighton. Fotografía: AFP
El atacante del Manchester United Bruno Fernandes celebra su anotación en el juego ante el Brighton. Fotografía: AFP

Manchester United logró su primera victoria en la Premier League de esta temporada gracias a un gol de penal en los últimos segundos en el campo del Brighton (3 a 2), tras un partido loco que dio inicio a la tercera fecha del campeonato inglés.

Gracias a su triunfo, el Manchester asciende a la decimotercera plaza, pero no ha disipado las dudas luego de su derrota inicial en casa el sábado pasado frente a Crystal Palace.

El primer partido contra Burnley había sido aplazado debido a la semifinal de la Europa League disputada a finales de agosto por el United.

Los Red Devils se vieron superados al principio de partido por un Brighton que acumuló un disparo al poste y varias ocasiones.

El equipo local acabó adelantándose con un penal que el francés Neal Maupay transformó al estilo Panenka, su tercer gol esta temporada.

Una apertura del marcador a la que el United respondió justo antes de la pausa gracias a Harry Maguire, cuyo disparo fue desviado por el defensa local Lewis Dunk.

En la segunda parte, el Brighton siguió creando muchas ocasiones y el VAR le quitó un penal que le había concedido el árbitro tras una leve falta de Paul Pogba a Aaron Connolly.

Pero Marcus Rashford acabó adelantando al Manchester, aunque Brighton también tuvo una recompensa de la que se había hecho merecedor al empatar con un cabezazo de Solly March.

Pero en el último suspiro, un cabezazo de Maguire fue desviado con la mano por Maupay. Nueva utilización del VAR y penal para Manchester, que transformó su lanzador portugués Bruno Fernandes.

También gracias a una pena máxima, el Everton derrotó por 2-1 al Crystal Palace para mantener un inicio perfecto de temporada, con nueve puntos en tres partidos y liderato del torneo.

El equipo que entrena Carlo Ancelotti se adelantó en el marcador por medio de Dominic Calvert-Lewin al inicio del partido, rematando desde el interior del área un centro del lateral irlandés Seamus Coleman, que había recibido la pelota tras un sublime pase del colombiano James Rodríguez, que volvió a brillar aunque no anotara.

Un cuarto de hora más tarde, el senegalés Cheikhou Kouyaté empató para los locales tras cabecear a la red en el segundo palo un saque de esquina lanzado por Andy Towsend.

El 2-1 definitivo llegó antes del descanso, cuando el árbitro, a instancias del VAR, señaló un penal por mano del defensa Joel Ward que el brasileño Richarlison transformó en el segundo tanto de los 'Toffees'.

El domingo seguirá la tercera jornada inglesa, con una tanda de partidos entre los que destaca el Manchester City-Leicester, mientras que para el lunes queda el duelo estrella, entre Liverpool y Arsenal.