27 noviembre, 2019

El FC Barcelona, guiado como acostumbra por Leo Messi, validó su boleto a octavos de final de la Liga de Campeones al derrotar este miércoles al Borussia Dortmund (3-1).

Luis Suárez (der.) celebra con sus compañeros tras anotar el primer tanto del Barcelona ante el Borussia Dortmund en el Camp Nou. Foto: PAU BARRENA / AFP
Luis Suárez (der.) celebra con sus compañeros tras anotar el primer tanto del Barcelona ante el Borussia Dortmund en el Camp Nou. Foto: PAU BARRENA / AFP

El Barça selló además su pase como primero del grupo F, tras otro recital de Leo Messi, quien da otro pasito hacia el Balón de Oro.

El capitán azulgrana dio la asistencia para el primer gol de Luis Suárez (29′), luego marcó el 2-0 (33′) y puso el pase de la muerte para el tanto de Antoine Griezmann (67′), mientras que el inglés Jadon Sancho recortó distancias (77′).

Messi no pudo celebrar de mejor manera su partido 700 con el Barcelona, una cifra que solo Xavi Hernández ha alcanzado antes que él, con 767 ocasiones.

En el mismo grupo, el Inter se reenganchó a la Champions al derrotar 3-1 en Praga al Slavia, un resultado que mete al cuadro nerazzurro de lleno en la pelea por clasificarse a octavos de final.

Al Inter, con mejor balance contra los alemanes, le servirá con cosechar en la última fecha, en Milán ante el Barcelona, el mismo resultado que el Borussia contra el conjunto checo.

Además del Barcelona, también se clasificó a octavos el Leipzig alemán, dentro del Grupo G, al arrancar un milagroso empate a dos con el Benfica portugués en casa, después de ir perdiendo 2-0 en el minuto 90.

Tres años después de su ascenso a la Bundesliga, el club propiedad de Red Bull accede por primera vez en su historia a la segunda fase de la competición reina.

En cambio, deberá esperar para clasificarse el vigente campeón de la Champions y líder de la Premier, el Liverpool, tras empatar 1-1 en Anfield ante el Nápoles.

Con este empate, el Liverpool sigue como líder de la llave E, con diez puntos, uno más que Nápoles, y tres más que el Salzburgo austríaco, que se impuso este miércoles en campo del Genk belga por 4-1.

Los tres primeros equipos de la llave se jugarán en la última jornada las dos plazas de la llave a octavos de final, en los duelos Salzburgo-Liverpool y Nápoles-Genk.

Por otra parte, el Valencia y el Chelsea empataron a dos tras un frenético partido plagado de intensidad, ritmo y juego ofensivo, por lo que ambos equipos deberán esperar a la última fecha de un igualado grupo H para sellar su pase.

Ambos equipos quedan con ocho puntos, y se vieron adelantados en la tabla por un Ajax que ganó 2-0 en Lille.