Foros

Vocación de servir a la ciudadanía

La rectitud es indispensable en las personas que asumen puestos de poder y tienen personal a su cargo

El gobierno de las manos limpias —de abnegación, integridad, capacidad y persistencia—, es decir, con vocación de servir a la ciudadanía, sin utilizar el Estado como trampolín o para negocios personales, sin ocurrencias que deterioren la economía, con claridad y tenacidad en los objetivos y un sano manejo de las finanzas públicas, es una sentida necesidad hoy.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.