Foros

Relaciones Estado–Iglesia

Se debe evitarque involucionemoshacia elMedioevo

Desde la lejana década de 1880, poco tiempo después de haber emergido como república libre e independiente, nuestros gobernantes entendieron y pusieron en práctica lo que el papa Pío Xll, en 1958 ( Marcha a las colonias romanas ), denominó “sana laicidad”, entendiendo por tal “el esfuerzo continuo para tener separados los dos poderes” (civil y religioso), separación que, desde esta perspectiva, implica respeto mutuo y colaboración, en tanto ambos se encuentran al servicio de las personas en su doble dimensión: individual y social, pero desde una visión diferente de la existencia humana. En palabras del Divino Maestro: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Lucas 20, 25).








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.