Foros

Los más frágiles caen primero

Las aglomeraciones y celebraciones, aunque solo de familiares se trate, nos exponen al contagio colectivo

Aunque ya me he pronunciado acerca de este problema, no puedo callar en vista de la catástrofe que cada día con mayor intensidad estamos viviendo, motivada por las graves irresponsabilidades de quienes, pensando sobre todo en el lucro, fría y tozudamente sostienen que la fiesta del diario vivir debe continuar, que las celebraciones familiares no pueden esperar y que, con temeridad e imprudencia, exponen a sus seres queridos al contagio del feroz enemigo que ataca sin piedad.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.