Fernando Morales Martínez. 19 enero

La vida nos pone pruebas cuyo resultado es un replanteamiento personal más allá del interés particular, como en mi caso.

Me siento muy honrado de haber sido elegido decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica. Mi aspiración es cumplir con responsabilidad ética y profesionalismo.

Sin ceder ni un ápice en la conducción de la Facultad por la ruta de la excelencia académica, como hicieron mis predecesores, me he propuesto durante mi gestión, iniciada hace un año, reforzar la formación de profesionales académicamente bien preparados y suficientemente sensibles para afrontar uno de los principales desafíos del sistema de salud: la atención de adultos mayores.

Por ello, impulsaré la inclusión de este tema como carta de navegación y eje transversal en las carreras de la Facultad de Medicina, en particular, y de la Universidad de Costa Rica, en general.

Información general. La Facultad integrada por cinco escuelas: Medicina, Enfermería, Nutrición, Salud Pública y Tecnologías en Salud. A ella están adscritos el Instituto de Investigaciones en Salud, el Centro de Investigación en Biología Celular y Molecular, el Centro de Investigación en Estructuras Microscópicas, el Centro de Investigación en Neurociencias y el Centro de Investigación en Hematología y Trastornos Afines.

Aporta investigaciones de los docentes y personal a varios programas de posgrado: Ciencias Biomédicas, Ciencias Médicas, Especialidades Médicas, Nutrición Humana, Ciencias de la Enfermería, Especialidades Médico-Forenses y Salud Pública.

Especialización. Las unidades académicas, institutos y centros de investigación poseen recursos humanos altamente especializados, gran parte de ellos participan en, aproximadamente, 98 proyectos de investigación y 50 de acción social a lo largo y ancho del país. Además, publican los resultados de la mayoría de los proyectos en revistas científicas, nacionales e internacionales, lo cual coloca la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica como la mejor de América Central y una de las mejores en Latinoamérica.

Los datos evidencian la inversión visionaria de Costa Rica en el campo de la salud a través de la educación superior pública, y la Facultad ha tenido un papel preponderante en la formación de profesionales en distintas disciplinas de las ciencias de la salud.

Es difícil imaginar nuestro sistema sin los aportes de los graduados en nuestra Facultad, quienes, a lo largo de los años de formación en las diferentes carreras, reciben una preparación con altos estándares científicos y académicos, e incuban la vocación de acción social y proyección hacia la sociedad que ha hecho al país poseedor de un sistema reconocido en el mundo como uno de los mejores, a pesar de nuestras serias limitaciones económicas.

En la Facultad, ha laborado el mejor personal docente del país, desde la década de los sesenta del siglo pasado, dando como resultado la graduación de eminentes profesionales en medicina, enfermería, nutrición, salud pública y tecnologías en salud, quienes, a su vez, sirve de inspiración a los estudiantes que serán el relevo generacional que tendrá a cargo la salud de la población costarricense.

Desconocimiento. No son pocas las personas, por no decir que gran parte del país e incluso instituciones de educación superior, públicas y privadas, que desconocen el trabajo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica, así como sus aportes en los campos científico, académico y social.

Gracias al nivel científico y académico tan completo, y a la dedicación del personal docente y administrativo, la Facultad ha establecido alianzas con prestigiosas universidades y centros de investigación del mundo, lo cual garantiza la preparación profesional.

Esto debe constituir un gran orgullo nacional y motivar la continuación del proceso nutriendo el sistema de salud con profesionales especializados muy completos, a los cuales se les ofrezca una educación rigurosa y única, complementada con la materia sobre el envejecimiento de la población.

El autor es médico geriatra y gerontólogo, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica.