Foros

Foro: El desfile dorado de los faraones

Egipto creó el mayor centro arqueológico del mundo y el traslado de los reyes, faraonas y otras piezas fue majestuoso

El mundo observó con asombro, el 3 de abril, un acontecimiento excepcional. El traslado de 18 reyes y 4 reinas del Museo Egipcio de El Cairo al Museo Nacional de la Civilización Egipcia. Un recorrido de varios kilómetros, el cual demandó una logística impresionante en organización y seguridad.

Fue un espectáculo sin precedentes, calificado por el gobierno egipcio como «el desfile dorado de los faraones», cortejo acompañado de música y ornamentos del pasado, donde destacaron réplicas de bigas —carruajes de guerra tirados por caballos—, sacerdotes y hombres ataviados con ropajes egipcios (indumentaria con bordados, túnicas y tocados tejidos de rayas), que ofreció un ambiente similar a los años del reinado.

En el majestuoso desfile de los antiguos monarcas, momias y piezas de gran valor histórico fueron utilizados vehículos acondicionados con refuerzo en los sistemas de compensación para el traslado de los sarcófagos, los cuales estaban protegidos con cápsulas inyectadas de nitrógeno, a fin de resguardarlos de las condiciones ambientales.

Fue encabezado por el faraón Seqenenre Taa y cerró la caravana Ramsés IX, quien reinó en el siglo XII a. C., perteneciente a la dinastía XX de Egipto en su orden cronológico.

Llamó la atención Ramsés II, uno de los faraones más célebres, el gran guerrero, mencionado en el libro bíblico del Éxodo, quien gobernó por más de seis décadas, esposo de Nefertari, hijo de Seti y de la gran esposa real, Tuya.

Asimismo, Hatshepsut, faraona, quien según las crónicas se destacó como el reinado más longevo en el trono de las Dos Tierras (el alto y bajo Egipto), fue la segunda mujer faraona después de Sobekneferu (1490 a 1468 a. C.). En el cortejo desfilaron las momias de Seti I y II, Amenofis I, II y III, Thutmosis I, II y III y Ahmose-Nefertari, Tiy, Ahmose-Meritamon, Ramsés II, III, IV, V, VI y IX, entre otros.

Las reinas-faraón y los faraones permanecerán ahora en su nueva morada, el nuevo Museo de la Civilización Egipcia, ubicado en la vieja ciudad de Fustat, al sur de la capital, en el barrio copto de El Cairo, a corta distancia de las pirámides de Guiza. Una edificación majestuosa con instalaciones de última tecnología, de unos 135.000 metros cuadros, que albergará, cuando menos, 80.000 piezas pertenecientes desde los tiempos prehistóricos hasta la actualidad.

Se destinará un espacio de exhibición denominado Sala Real de las Momias, que recrea la necrópolis del Valle de los Reyes, lugar a orillas del oeste del río Nilo, donde se encuentran las tumbas de la mayoría de los faraones en Tebas (moderna Luxor).

El gran faraón que recibirá a los visitantes en el centro del atrio es el gran Ramsés II, estatua de 15 metros de altura, aproximadamente, que fue restaurada, y el Museo ofrecerá un recorrido desde la época predinástica hasta los períodos grecorromano, copto, islámico y contemporáneo.

A la izquierda de la magna escalera del Museo, están las galerías de piezas divididas por épocas y a la derecha se exhibirá la colección de tesoros de Tutankamón. Esta inmensidad estará flanqueada por 87 estatuas de reyes de la Antigüedad egipcia.

También construyeron un museo infantil, con ilustraciones de última tecnología en realidad virtual, que muestra la historia del antiguo Egipto adaptado a este segmento poblacional.

Además, inmensos ventanales muestran una vista panorámica hacia las grandes pirámides de Keops, Kefrén y Micerino. Sin duda alguna, el mayor centro arqueológico del mundo.

mselva9@yahoo.com

El autor es docente universitario.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.