Editorial

Editorial: Vuelo a ciegas del MEP

El gobierno ha promovido una serie de encomiables medidas para controlar los ingresos tributarios y la evasión, pero no ha actuado con el mismo celo por el lado del gasto público. Por ejemplo, el MEP, el mayor empleador del sector estatal, actúa a ciegas al ejecutar muchas tareas a su cargo

En los últimos años, el gobierno ha promovido una serie de medidas que, con el apoyo de modernas tecnologías de la información y las comunicaciones, procura controlar los ingresos tributarios y la evasión. Tal es el caso de la obligación impuesta a las empresas y a las personas físicas con actividades lucrativas de presentar oportunamente la información del formulario D-151 y utilizar la factura electrónica. Todo eso merece aplauso, pero el gobierno no ha actuado con el mismo celo por el lado del gasto público, ni en informar a la ciudadanía sobre la eficacia con que utiliza los recursos financieros recaudados.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.