Editorial

Editorial: Un feliz anuncio y un largo camino

Los planes para desarrollar una planta de hidrógeno verde capaz de producir 50.000 toneladas anuales son una estupenda noticia, pero es muy pronto para echar las campanas al aire. Un proyecto de esa magnitud, con $3.300 millones de inversión, exige intenso trabajo de ambas partes: la firma inversionista y el país anfitrión

Una inversión de $3.300 millones, como la anunciada por el conglomerado australiano Kadelco, no se concreta de la noche a la mañana. Los planes para desarrollar una planta productora de hidrógeno verde capaz de producir 50.000 toneladas anuales son una estupenda noticia, pero es muy pronto para echar las campanas al aire. Un proyecto de esa magnitud exige intenso trabajo de ambas partes: la firma inversionista y el país anfitrión.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.