Editorial

Editorial: Debemos aprender a prever

Las necesidades de adaptación al cambio climático alcanzan todos los ámbitos, pero la preparación de los asentamientos humanos es inaplazable

Todos los años el invierno nos señala la imprevisión individual y colectiva que desemboca, temporada tras temporada, en graves pérdidas humanas y materiales. El primer señalamiento suele ser el alcantarillado obstruido por desechos acumulados a lo largo de las escorrentías y arrastrados hasta puntos donde se constituyen en diques.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.