Editorial

Editorial: Comercio y amistad con Canadá

Los 20 años transcurridos desde nuestro primer TLC con un país desarrollado exhiben un robusto balance. Las oportunidades son tan grandes o mayores que los logros, y debemos impulsarlas con dinamismo

Las negociaciones comenzaron el 30 de junio del 2000, durante el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez. Tras seis rondas y una reunión final, delegados de ambos países suscribieron el documento el 23 de abril siguiente. El 10 de setiembre del 2002 fue ratificado por la Asamblea Legislativa, y entró en vigencia el 1.° de noviembre de ese mismo año. Por esto, hoy celebramos el vigésimo aniversario del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Costa Rica y Canadá. Como país, debemos sentirnos muy satisfechos de sus resultados, pero existen múltiples oportunidades de hacerlo más robusto. Debemos avanzar para impulsarlas.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.