Editorial

Editorial: Cayó la guillotina

Los diputados dejaron pasar la oportunidad de hacer enmiendas a los proyectos de la agenda del FMI y ahora deberán dictaminarlos como fueron recibidos de la Casa Presidencial. Todo se valía con tal de perder el tiempo

Las comisiones legislativas dejaron pasar el tiempo y la «guillotina» reglamentaria cayó sobre los proyectos de la agenda convenida con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco del préstamo de $1.778 millones para estabilizar las finanzas públicas. Además del crédito, el país necesita el valioso voto de confianza implícito en cada desembolso acordado.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.