Editorial

Editorial: Acoso sexual en centros educativos

La Policía y el cuerpo docente son dos instituciones donde los riesgos de mantener a personas bajo fundada sospecha de conductas ilícitas son inaceptables. La pérdida de confianza, bien justificada, debería bastar para alejar al educador u oficial del cargo y de las personas a quienes podría dañar

Anna Katharina Müller apenas cumple dos meses al frente del Ministerio de Educación y ya se declara «cansada» de firmar documentos relacionados con procesos contra docentes acusados de acoso sexual. El cansancio lo expresó ante la Comisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa a cuyos integrantes explicó el presupuesto de la institución.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.