Calladito todo sería más bonito

Los casos del cemento chino y Coopelesca no habrían trascendido si hubiera primado la opinión de los directores del BCR

La comisión legislativa encargada de investigar los créditos concedidos por el Banco de Costa Rica (BCR) no existiría si la Junta Directiva y, en especial, su presidenta, Mónica Segnini, se hubieran salido con la suya. Si por ellos fuera, la prensa tampoco se habría enterado y la ciudadanía permanecería en la ignorancia.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.