Columnistas

Una isla en un mar de tormentas

Vine a vivir a Costa Rica el mismo día que me casé, el 26 de julio de 1964

Vine a vivir a Costa Rica el mismo día que me casé, el 26 de julio de 1964, un viaje de bodas que se convirtió en una estancia de catorce años, que fueron los de mi formación como escritor.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.