Columnistas

Termitas comedemocracias

En mi casa hay termitas. La empresa fumigadora me advirtió de que muy posiblemente algunos estantes y varios de mis releídos libros son insalvables: los insectos depositan sus huevecillos tan profundamente que estos eclosionan aun después de la segunda desinfección.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.