Columnistas

No se buscan carnívoros

La forma como se cría y sacrifica el ganado lo ha convertido durante mucho tiempo en un asunto legítimo de preocupación pública.

MELBOURNE– «Si el sonido de la carne de vacuno chisporroteando en la parrilla hace que le salten las lágrimas, usted es un auténtico carnívoro». Esa es la primera línea de un anuncio de televisión producido por una campaña publicitaria europea llamada Proud of European Beef. ¿Es este anuncio solo una dosis más de necedades publicitarias? No, debido a que es la Unión Europea la que está pagando el 80 % del costo de dicha publicidad.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.