Columnistas

No hay santo…

La auditoría de la Caja es un sello de calidad de los procesos de compra de equipos de protección contra la covid-19, según Macaya, pero habla sin fundamento cuando critica la adquisición de un edificio

Cuando La Nación revelaba anomalías en la compra de equipos de protección personal contra la covid-19 en la Caja Costarricense de Seguro Social, el presidente ejecutivo, Román Macaya, presumía de la existencia, en la institución, del departamento de auditoría más fuerte del país. Con semejantes recursos de fiscalización, la corrección de las compras estaba garantizada o, cuando menos, podíamos confiar en el esclarecimiento de toda anomalía.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.