Columnistas

Motivo para agradecer a la CCSS

Me liberaron de un carcinoma basocelular, que durante años se diagnosticó mal

Tengo un gran motivo para agradecer a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) los servicios prestados últimamente: el 29 de diciembre me liberaron de un carcinoma basocelular. Aleluya, no solo por hacerle frente al problema, sino por detectar un mal que durante años se diagnosticó equivocadamente, tanto en instancias privadas como públicas. Ello en sí es un mérito, que saludo y agradezco.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.