Columnistas

La revolución verde costarricense

Costa Rica está en el medio de la tabla del ranquin mundial de los países emisores de gases contaminantes

En el 2017 tuve el honor de que autoridades de la ciudad de El Aaiún me mostraran sus ambiciosos proyectos de plantas solares en el Sahara marroquí. Aquello fue una bocanada de esperanza que amainaba mis preocupaciones sobre el desafío ambiental del planeta e insuflaba los ideales que he abrazado respecto a una revolución energética mareomotriz en nuestro país.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.