Columnistas

El ser humano mercancía

Decía el escritor Mark Twain: ‘Es tan mala la moda, que hay que estar cambiándola cada seis meses’

La mercantilización es uno de los subproductos del capitalismo. Su principio operativo es justamente ese: convertirlo todo en mercancía. Resulta irónico que, en su infinita elasticidad y capacidad para fagocitar a sus detractores, el capitalismo haya convertido al Che Guevara en calcomanía, tatuaje, lonchera, motocicleta, camiseta estampada, corte de pelo, collares, llaveros, marcalibros, cuadernos, cajas de galletas, calzado deportivo, gorras, muñequitos de plástico y todo un bazar de chucherías. Sí, es una macabra, sardónica ironía.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.