Columnistas

Camino al panteón

Votar contra el establishment se tornó una moda en América Latina. Para citar, pasó en El Salvador, Perú, Chile, Honduras, Costa Rica y ahora en Colombia debido al hartazgo ciudadano con los partidos o políticos “de siempre” y por el anhelo de “un cambio” —no muy bien definido en el común de la gente—, expresado, por lo general, contra la corrupción y la ineficacia al gobernar.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.