Columnistas

Boris Johnson, el fin del delirio

La señal distintiva de los líderes Prozac es que harán todo lo posible para evitar que su verdad entre en conflicto con la realidad

LONDRES – «Desesperado y delirante (deluded), el primer ministro se aferra al poder». Así decía la portada de la edición impresa del Guardian del 7 de julio del 2022. Pero, ¿puede reducirse la conducta extravagante del primer ministro británico Boris Johnson a alguna clase de trastorno mental?








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.