Cartas

Cartas a la columna: Papeleo en el INS

Exceso de trámites para asegurar vehículo

No entiendo por qué el Instituto Nacional de Seguros (INS) no puede asegurar un vehículo sin una serie de documentos cuya información tiene almacenada. El gobierno habla de simplificación de trámites hace muchos años; sin embargo, el INS funciona trabado por trámites que en este momento son innecesarios. Papeles y más papeles, que alguien me lo explique en una pizarra.

Roberto Sáenz Elizondo, San José

  • ¿Cómo envío una carta a la columna? Por correo electrónico a cartas@nacion.com o por WhatsApp, al número 61350204. Debe adjuntar copia de la cédula por ambos lados.

Compra fallida

El 25 de julio del 2020 compré por medio de gollotienda.com un artículo para recogerlo en Zapote. Cuando consulté si ya podía ir por él, me indicaron que fuera a la tienda ubicada en Guadalupe.

Debido a las diferentes alertas sanitarias en cada cantón, cancelé el pedido. Aunque me quejé en Servicio al Cliente de gollotienda.com por teléfono y correo electrónico, en las redes sociales e incluso fui a las dos tiendas, y hasta se comprometieron a realizar la entrega a domicilio, no me han entregado el producto ni reintegrado el dinero.

Akira Hidalgo Segura, San Francisco de Dos Ríos

Brotes en la piel

Recibí las dos dosis de Pfizer y tres semanas después aparecieron en la piel unos brotes, como piquetes de pulgas. Primero, de color rosado y, luego, se vuelven rojos y pican muchísimo. Pregunté a varios médicos y manifestaron desconocer que sea efecto del coronavirus o de la vacuna. No entiendo por qué no dan seguimiento a la población vacunada en los meses siguientes.

María del Mar Burbano Molina, Guanacaste

Canales limitados

Los abonados a Kölbi no tenemos derecho de ver muchos partidos del fútbol nacional y ahora sucede lo mismo con la Selección Nacional, porque la cablera no incluye Tigo Sports como sí lo hacen muchas de sus competidoras.

Gerardo Chaves Arce, Alajuela

Elección de diputados

Ya es hora de que le exijamos a la Asamblea Legislativa que la escogencia de candidatos a diputados se efectúe de forma directa, mediante un proceso y un estudio responsable de atestados, con el fin de no tener que soportar durante cuatro años el irrespeto, la irresponsabilidad y la incapacidad de gran número de legisladores que llegan a perder el tiempo, rompen el cuórum y faltan al respeto, con argumentos tontos y sin sentido, la investidura del ministro de Salud.

Asombra ver a algunos, como niños, entreteniéndose con videojuegos o viendo partidos de fútbol en plena sesión, en lugar de cumplir su deber como sus compañeros más responsables.

Álvaro Vallejo Fuentes, Heredia

Pide grabaciones

El año pasado no pude pagar la tarjeta de crédito al Banco Promerica porque me redujeron la jornada. El 23 de noviembre me solicitaron abonar ¢40.200 y enviar por correo electrónico varios documentos para proceder con el arreglo de pago.

Pasaron varios días y no tuve noticia de la resolución del caso. Escribí a la persona con quien hablé la primera vez para consultarle si había avances y nadie respondió. Después se pusieron en contacto conmigo para indicarme que mi cuenta estaba otra vez en atraso. Respondieron que nunca enviaron mi caso a estudio y debía hacer un nuevo pago para poner la cuenta al día. Esta vez el monto sería mayor, pues tenían que tomar en cuenta intereses por el mes de incumplimiento.

Terminé pagando lo que me solicitaron, envié nuevamente los documentos y expliqué que, dada mi situación económica, solo podía pagar ¢42.200 al mes. Aprobaron el estudio y firmé el contrato aunque establecieron un monto mayor, ¢59.000 mensuales. En la caja me dijeron que firmara y después escribiera al call center para que en el sistema modificaran la cuota.

Promerica afirma que no es posible, que yo acepté la cuota al firmar el contrato y este no se puede anular. Solicité las grabaciones de las conversaciones con ellos y no me las han enviado.

Martín Lara Alfaro, Alajuela

Penalidad injusta

El 31 de mayo trasladé ¢134.000 a la cuenta de ahorros (como todos los meses durante varios años) para pagar la tarjeta de crédito. Olvidé pasar el dinero de la cuenta de Scotiabank de ahorros a la del mismo banco. El 2 de junio traté de hacer el trámite, porque aún estaba a tiempo, y me di cuenta de que me rebajaron el 1. ° de junio ¢51.000 en total. La explicación que me dan es que durante un año no mantuve el mínimo de ¢25.000 mensuales. Yo dejaba ¢10.000, creyendo que era un ahorro.

En el centro de llamadas no pueden hacer la solicitud de reversión ni un análisis del caso ni cancelar la cuenta. Me piden ir a una sucursal, lo cual es ilógico durante una pandemia.

Carolina Picado Sequeira, San José