Cartas

Cartas a la columna: Intervención tardía

Denuncia fue hecha en el 2011 contra Monte del Barco

En el 2008, pensando en mis gemelos, le pedí a Javier Chaves, de Aldesa, un fondo universitario para que mis hijos estudiaran en el extranjero en el año 2022. Solicité una opción segura y me ofreció invertir en tierras, en Monte del Barco.

En el 2011 interpuse una denuncia ante la Sugeval para que interviniera el Fondo de Inversión Monte del Barco, pues subastaron terrenos, pero no fue hasta el 2021 cuando el Conassif actuó. Era demasiado tarde, porque las tierras son de los acreedores. La ironía es que uno de los hijos de Javier está en la Universidad de Boston. Creo yo que ayudé a financiar su «college fund», ¿y mis hijos?

Rodolfo Bonilla Gurdián, Escazú

  • Envíe sus cartas a la columna por correo electrónico a cartas@nacion.com o por WhatsApp, al número 61350204. Debe adjuntar copia de la cédula por ambos lados.

Inversión en el limbo

Dos años y medio después, ¿sabremos qué pasó y qué sigue en el caso Aldesa? Pero, sobre todo, ¿recuperaremos lo nuestro y será un precedente para que no ocurra jamás o simplemente será noticia de los medios que realmente informan con la misión de que la gente pueda tomar buenas decisiones?

Este hecho es interesante para todos, aprendizaje para muchos, de advertencia para otros y de ventana por el daño que se puede causar a mucha gente.

Brenda González Aguilar, San José

Equipo de gobierno

El refrán «dime con quién andas y te diré quién eres», aprendido desde niños, debemos recordarlo hoy a la política nacional. Cuando como mínimo 20 aspiran a la presidencia, en un país pequeño y poco poblado como el nuestro, debemos saber quiénes apoyan a cada candidato y van a formar parte de su gabinete para hallar la solución a los problemas nacionales.

La mayoría de los aspirantes se diferenciarán poco sobre lo que sabemos son los principales temas de campaña, porque coincidirán siempre en lo relacionado con las principales preocupaciones de los votantes: economía, medioambiente, inclusión social, salud, educación, seguridad, etc.

Tampoco habrá mucha variación en las formas más básicas de abordarlos, y menos con el poco tiempo para debates y planteamientos serios.

La mejor forma de saber quién está realmente preparando para gobernar con un equipo de trabajo serio y comprometido es que quienes se postulen señalen con quienes gobernarían en las distintas áreas. Si realmente están pensando en gobernar y no solo en ganar unas elecciones y después experimentar, esos equipos ya están conformados, o cuando menos deberían tener un avance significativo.

Federico Brealey Zamora, San José

Desconsideración

A la 1:15 de la madrugada sonó mi teléfono fijo. El mensaje: «Estimado contribuyente, le informamos que ya está al cobro…». Qué desconsideración. Qué descortesía. ¿Quién envía mensajes telefónicos automáticos en la madrugada?

Carlos Ponchner Lechtman, Escazú

Falla en conexión

Mi servicio de Internet presenta problemas desde hace unos dos meses. He llamado por lo menos en 10 ocasiones a Cabletica y han venido cinco técnicos a revisar. Cambian cosas, pero la avería persiste. Solicito hablar con un supervisor, y la llamada se corta, no logro conversar con alguien que me brinde una solución. Lo más frustrante es la contradicción entre los funcionarios: unos dicen que todo está bien; otros, que sí hay problemas; y no faltan quienes aseguran que no se presentarán más fallas.

Gabriela León Bratti, Escazú

Vía en mal estado

Es lamentable el estado en que se encuentra el tramo que comprende desde el puente Juan Pablo II hasta la agencia Nissan, en la autopista General Cañas, orgullo de muchos costarricenses en una época y hoy la principal vía de entrada y salida para quienes viajan de occidente a la capital.

La valla de protección metálica está golpeada, desalineada y torcida, y, lo más grave, discontinua. Además, toda la carretera está plagada de maleza.

Lamentablemente, es un problema desde hace mucho tiempo, por lo que es necesario que la entidad a la cual le corresponda analice la gravedad de la situación y la resuleva para prevenir un accidente.

Gerardo Cruz Calvo, Alajuela

Pensión congelada

En lugar de las propuestas de la Junta Directiva de la CCSS para reducir las pensiones en momentos de pandemia, lo más lógico sería aumentarlas porque todos los años suben los precios de la canasta básica y los gobiernos de turno aumentan los combustibles, los pasajes, los impuestos y ni que decir del IVA.

Las pensiones permanecen estáticas, lo cual es injusto. Las pensiones deben incrementarse por lo menos cada dos años para compensar tanto ajuste; bajar las pensiones es algo inhumano en todo tiempo, pero lo es aún más durante esta terrible pandemia. Los gobernantes deben recapacitar y ayudar a los pensionados en lugar de perjudicarlos.

Jorge Bernal Villalta Mora, San Francisco de Dos Ríos