Andrea Hidalgo. Hace 6 días
El uso de 'netcenters' para desinformar es un arma común en Guatemala. Foto: Cicig
El uso de 'netcenters' para desinformar es un arma común en Guatemala. Foto: Cicig

El uso de la desinformación en Guatemala escaló a otro nivel. Grupos anónimos crean múltiples cuentas falsas en redes sociales, como un mecanismo para crear tendencias de opinión y así, incidir en la agenda pública de ese país.

Esos sistemas de desinformación distribuyen ‘noticias falsas’ y realizan ataques contra periodistas, defensores de derechos humanos e instituciones, con el único objetivo de desacreditarlos.

Dichos sistemas también operan en otros países latinoamericanos y son conocidos como netcenters. Por lo general, emplean cuentas de personas reales, usuarios con nombres y fotografías robadas de perfiles reales, o bien, personas o instituciones ficticias para amplificar la desinformación.

En promedio, según el estudio, cada netcenter tiene 20 trabajadores que administran alrededor de cinco perfiles en Twitter y Facebook.

“Los netcenters y la construcción de fake news ha sido la respuesta que distintos grupos de poder han dado para acrecentar su incidencia en la agenda pública”, afirma el estudio de la Cicig, sin detallar cuáles grupos económicos y políticos están detrás.

Estos sistemas ofrecen a sus clientes un abanico de servicios: generar imagen pública, comunicación política, posicionamiento de marca, sondeo de contenidos y distribución de rumores, difamaciones o calumnias.

“Lo que hacemos en el caso campaña negra es que, de acuerdo con el requerimiento del cliente, se busca información personal de alguien a quien se quiere difamar o calumniar. Muchas veces se hace para desviar la atención”, comentó un empleado de un netcenter a la Cicig.

Esquema de funcionamiento de netcenters y ‘noticias falsas’

Se crea una cuenta madre y con la ayuda de seguidores (también falsos) coordinan para difundir noticias de contenido dudoso y lograr tendencias o posicionar temas.

FUENTE: CICIG    || E.J. / LA NACIÓN.

Cambiar la conversación

Uno de los servicios más comunes contratados a los netcenters guatemaltecos es el de influir en los temas de conversación en redes sociales o colocar en agenda temas de interés de determinados grupos de poder.

“Eso en Guatemala se ha visto porque cuando se logra la tendencia en redes sociales hay ciertos grupos que trabajan creando estas redes de cuentas falsas que además han adquirido medios de comunicación masiva. Por ejemplo, un canal de televisión que se dedica permanentemente a reproducir esas noticias que son falsas. Entonces lo que se logra es una transmediatización vía estos bots o la automatización maliciosa”, explicó Matías Ponce, vocero de la Cicig.

Para lograr el posicionamiento de temas, los netcenters crean una cuenta madre desde la que distribuyen información falsa mediante redes de seguidores falsos y bots. Luego, las cuentas se alinean hasta crear una tendencia de conversación.

Muchas de esas cuentas son administradas por varias personas, tanto desde Guatemala como desde el extranjero.

Actores en los netcenters

Los centros de creación de cuentas requieren la contratación de jóvenes que conozcan de redes sociales para la generación masiva de perfiles.

FUENTE: CICIG    || E.J. / LA NACIÓN.

Ataques a periodistas e instituciones

Estas redes también se utilizan para atacar con mensajes de odio a periodistas, defensores de derechos humanos, instituciones y lideres de opinión.

“Los periodistas son blanco de ataques de discurso de odio y de difamación por parte de estos grupos que crean cuentas y se la han agarrado contra esta población directamente”, explicó Ponce.

Por ejemplo, desde el 2016, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos registró amenazas de muerte en redes sociales contra ocho periodistas que daban cobertura a casos de impunidad y corrupción.

También observó comentarios estigmatizantes y degradantes contra periodistas, incluidos comentarios sexistas contra mujeres.

Instituciones como la Cicig también sufren ataques provenientes de netcenters prácticamente en todas las publicaciones que realiza en sus perfiles.

Ejemplo de las amenazas que se reciben a diario en las cuentas de Cicig. Foto: Cicig.
Ejemplo de las amenazas que se reciben a diario en las cuentas de Cicig. Foto: Cicig.
Crecimiento constante

El papel de los netcenters se incrementó desde la salida del exmandatario guatemalteco Otto Pérez del poder, por una acusación de corrupción, en setiembre de 2015.

“El 2016 fue un año clave para Guatemala pues una misión anticorrupción comenzó a investigar casos que tocaban intereses tanto de actores políticos, como intereses empresariales a partir de que se dieron a conocer estos casos, que incluso hasta vinculaban a el presidente de la República y a su familia. Empezaron a crecer esta reproducción de cuentas con usuarios que reproducían discursos de odio en redes sociales hacia el trabajo anticorrupción del Ministerio Público.

"Todavía empieza a crecer mucho más en el 2017 cuando el presidente expulsa al comisionado de Naciones Unidas, Ivan Velazquez y lo declara non grato”, comentó Ponce.

Según la investigación de Cicig, la cantidad de contenidos falsos que circula en redes sociales creció en Guatamala al menos en un 30%, desde 2016.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.