Michelle Campos. 6 abril
María del Milagro y su pareja, Terrance, quien es su cuidador médico. Cortesía para La Nación.
María del Milagro y su pareja, Terrance, quien es su cuidador médico. Cortesía para La Nación.

Desesperación, angustia e incertidumbre son las sensaciones que invaden a María del Milagro Gamboa, costarricense con una discapacidad que le impide llevar a cabo las funciones básicas.

Gamboa se encuentra varada en la Ciudad de México debido a la pandemia del covid-19, ella llegó desde inicios del 2020 para someterse a diagnósticos médicos por la extraña enfermedad que sufre desde hace dos años.

La joven de 29 años, no puede viajar sola debido a su condición, y no pudo tomar el vuelo del pasado viernes 3 de abril, junto a su cuidador Terrance Zuvic, un paramédico canadiense, a quien se le negó el ingreso a suelo tico, a pesar de ser la pareja de la costarricense.

“Después de pasar más de 18 meses con discapacidad física, fui referida por profesionales médicos costarricenses a México para recibir un tratamiento especial y un diagnóstico de una rara enfermedad autoinmune, neuropsiquiátrica.” explica María del Milagro.

“Mi condición hace que tenga dolor corporal crónico severo y completo, lo que hace que con esta discapacidad no pueda llevar a cabo las funciones básicas como vestirme, cocinar, comer, tomar decisiones, caminar o trabajar” añadió.

Asimismo, indicó que físicamente no puede realizar el vuelo sola, pues requiere asistencia las 24 horas del día, los 7 días de la semana, lo que hace imposible que realice sola la cuarentena en Costa Rica.

“Lo más desesperante es que aquí ya me negaron la atención médica, tengo tres semanas con un sangrado intestinal, hemos buscado ayuda en hospitales públicos y privados y solo están atendiendo casos de coronavirus” indicó la compatriota.

María del Milagro y su pareja Terrance hicieron llegar a La Nación copias de las cartas de los médicos donde se consta que la joven no puede viajar sola en el avión.

También se comprobó que al paramédico canadiense la Cancillería le negó la visa humanitaria para poder ingresar a suelo tico, pese a que presentaron los argumentos legales y médicos correspondientes ante las autoridades necesarias.

“Me permito indicar que como medida de contingencia contra la propagación del contagio del COVID-19 en Costa Rica, mediante el Decreto Ejecutivo de emergencia, se dictó un cierre temporal de fronteras, el cual consiste en impedir el ingreso de personas extranjeras no residentes que pretendan ingresar al territorio nacional en calidad de turistas por cualquiera de las fronteras aéreas, marítimas o terrestres” les indicó la Dirección General de Migración y Extranjería.

Migración señaló que para que Terrance obtenga una visa como pareja de María del Milagro, deben de tener un vínculo legal.

La pareja intentó casarse de manera apresurada para poder volar junta; sin embargo, debido a la emergencia esto no fue posible pues no se podía realizar la boda sin los papeles correspondientes.

María del Milagro es paciente de una rara enfermedad desmielinizante del sistema nervioso que aún no se ha podido determinar, además posee síntomas neuropsiquiátricos mixtos, que serían alterados sin la atención requerida.