Servicios

BCR demolerá sede histórica del CNP compuesta por 23 edificios

BCR, dueño del inmueble, ofrece ¢600 millones para botar estructuras muy deterioradas, entre ellas la torre harinera de ocho pisos, que es muy visible en esta zona de San José

Los 23 edificios y 20 silos que conforman lo que un día fue la sede del Consejo Nacional de Producción (CNP) están por desaparecer. El Banco de Costa Rica (BCR), dueño del inmueble, anunció este miércoles la apertura de un concurso para contratar la demolición del complejo, localizado en barrio Corazón de Jesús, en San José.

Las instalaciones construidas en 1956 se localizan 150 metros al este de la tienda Universal de La Sabana, al costado sur de la vía férrea. Fueron adquiridas por el BCR en el 2013 y alquiladas al mismo CNP hasta el año pasado. Desde entonces, el sitio ha servido como refugio para indigentes o botín para delincuentes que se llevan todos los materiales posibles.

Dadas estas condiciones, el Banco busca contratar servicios de ingeniería para la demolición, mediante el concurso 0062022052300003, publicado este miércoles en la plataforma del Sistema Integrado de Compras Públicas (Sicop). Por esos servicios, la entidad ofrece ¢600 millones dada la extensión de labores previstas en edificios que, en general, ya rebasaron su vida útil y muestran severo daño; incluso a nivel de solidez de las estructuras incluidas algunas de seis y ocho pisos.

Se intervendrán 22.000 metros cuadrados con diversidad de inmuebles como una torre harinera de ocho plantas la cual sirve de punto de referencia visual de la propiedad en esa parte de la capital.

También hay que derribar un tanque elevado de agua, dos edificios administrativos y de gerencia de varios pisos, bodegas, la sede sindical y dos secciones de 10 silos cada uno, los cuales sirvieron para almacenamiento de granos y otros productos secos.

Cada uno de los 20 silos a destruir consiste en una estructura semienterrada de gran tamaño, dados sus 6,8 metros de diámetro y cimientos bajo tierra a una profundidad de 4,5 metros. Cada sección de silos se interconecta por un foso, el cual desemboca en el sótano del llamado edificio de la Torre.

Según explica el Banco en el concurso, difícilmente estos edificios podrían readecuarse para alguna de sus actividades, pues obligaría a un gasto muy elevado para restaurarlas.

“Actualmente se generan altos gastos por el mantenimiento actual de las estructuras, ya que los indigentes realizan daños en los perímetros para usar la estructura como refugio o para desmantelar los materiales que tengan algún valor como material de reciclaje, además de los gastos de seguridad, servicios básicos, limpieza, fumigación”, detalla el estudio de costo-beneficio en el expediente.

La previsión es comenzar los trabajos en agosto próximo.

En el 2013, el Consejo le vendió al BCR el conjunto de edificios en ¢6.300 millones. Las autoridades del Consejo declararon, entonces, que alquilarían un edificio por dos años mientras construían su nueva sede, pero como eso no fue posible se acudió a un convenio de alquiler con el Banco para mantenerse en las instalaciones.

Sin embargo, pasados casi nueve años, el BCR ya no le prorrogó ese acuerdo, según explicó en abril del 2021 el entonces presidente ejecutivo del CNP, Rogis Bermúdez, quien renunció a ese cargo dos meses después.

La decisión del Banco forzó así al CNP, en mayo del 2021, a trasladar sus operaciones al edificio Caycur, localizado al costado oeste del centro comercial Plaza Mayor, en el bulevar de Rohrmoser, donde el alquiler ronda los ¢23 millones mensuales. Allí laboran 250 funcionarios.

Si bien se mantenía la idea original de construir un edificio, Bermúdez indicó el año anterior que el CNP carecía de terrenos aptos y, más bien, estaba a la espera de la aprobación de un plan de ley que le trasladara 16.000 metros cuadrados que forman parte del terreno donde operó el Patronato Nacional de Rehabilitación, en Santa Ana (San José).

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.