Servicios

Ventas de luz del ICE bajan 11% en primera mitad del 2021

Empresa dejó de vender ¢44.519 millones respecto a primer semestre del 2020, pese a mayor consumo de energía este año

Las ventas de energía del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) cayeron un 10,7% en Costa Rica durante la primera mitad del año aun y cuando la demanda de energía ha ido en recuperación al compararla con el 2020.

Al cierre de junio, el país consumió 960.328 megavatios-hora (MWh) mientras en el mismo lapso del año anterior fueron 890.670 MWh los cuales equivalen a un repunte de 7,8%. Al considerar semestre contra semestre de cada año, la demanda de este año tuvo un crecimiento acumulado de 2,2% entre ambos lapsos, revelan estadísticas del Centro Nacional de Control de Energía (Cence).

La demanda empezó a calentar en abril, mayo y junio con incrementos promedio de 7% frente al consumo en esos mismos tres meses del 2020.

El ICE, sin embargo, no mejoró sus ingresos en luz, incluso en medio de una mejora en el desempeño global de la economía que este año gasta más electricidad en la producción de bienes y servicios.

El Instituto vendió ¢368.785 millones en electricidad al cierre de junio pasado, lo cual es 10,7% menos respecto a su desempeño en la primera mitad del 2020 cuando vendió ¢413.304 millones (¢44.519 millones de caída), detallan sus estados financieros con corte a junio.

Una explicación a su comportamiento de ventas sería la rebaja del 14% en sus tarifas que empezó a aplicarse en enero, luego de reclamos de sectores productivos al Gobierno por el alto costo de la energía de cara al proceso de recuperación económica de actividades de los efectos adversos por la covid-19.

Al final, fue una decisión de oficio de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) la que impulsó precios menos altos.

En noviembre del 2020, la Aresep propuso 16% de rebaja en las tarifas del Instituto, aunque al final la disminución fue de 14% para los sectores residencial, comercial, industrial y de servicios.

Apuros financieros

La reducción vino poco después de que el ICE anunció una fuerte rebaja en sus gastos de operación por ¢116.000 millones y la aplicación, a partir de enero del 2021, de normas internacionales de contabilidad al 100% en sus finanzas.

El ajuste alivio así los bolsillos de 1,2 millones de abonados residenciales del ICE y su subsidiaria, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), que atienden al 76% de este mercado, según datos de Aresep. No obstante, también habría impactado sus ventas este 2021.

El año pasado, la comercialización de electricidad le aportó 58% de sus ingresos al ICE, cuando también bajaron sus ventas en este segmento al igual que en su negocio de telecomunicaciones.

En el primer año de la pandemia de la covid-19, el ICE vendió ¢799.237 millones en electricidad mientras en el 2019 fueron ¢851.719 millones (-¢52.482 millones equivalentes a 6% menos). En telecomunicaciones, sus ventas del 2020 cerraron en ¢580.471 millones; una caída de 4,4% respecto al 2019, cuando logró ¢607.645 millones (una variación de ¢27.174 millones).

El Grupo ICE cerró el año pasado con ¢110.000 millones de pérdida respecto al 2019 debido al impacto de la pandemia en sus actividades comerciales y el efecto de la devaluación del colón frente al dólar en el pago de sus deudas.

El Grupo logró minimizar el impacto a sus finanzas con el millonario recorte de gastos y de costos operativos por un 10% o, de otro modo, el golpe habría sido mayor.

Juan Fernando Lara Salas

Juan Fernando Lara S.

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, infraestructura, energía y telecomunicaciones.