Patricia Recio. 17 marzo
Obras y equipos del programa del Proyecto de Mejoramiento Ambiental del Área Metropolitana en estas fotos Coronado se observa la construcción de un túnel donde se meten microtuneladoras subterráneas de 600 mm (poco más de medio metro de diámetro). FOTOS:AYA
Obras y equipos del programa del Proyecto de Mejoramiento Ambiental del Área Metropolitana en estas fotos Coronado se observa la construcción de un túnel donde se meten microtuneladoras subterráneas de 600 mm (poco más de medio metro de diámetro). FOTOS:AYA

Una de las principales vías de Hatillo 3 estará cerrada durante cinco semanas a partir de este lunes.

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) anunció que requiere del cierre total de la vía que pasa al costado sur del Centro Comercial Hatillo, para colocar alcantarillado sanitario.

El plan forma parte del proyecto de alcantarillado que busca evitar que las aguas residuales de 11 cantones del Área Metropolitana desemboquen llenas de desechos a ríos de San José.

Según el último reporte del AyA, dicho plan ya tiene un 69% de avance.

Calle cerrada
Calle cerrada

Actualmente los desechos de hogares, oficinas y comercios de San José, se traducen en 38 toneladas diarias de desechos sólidos a los cauces.

El Proyecto de Mejoramiento Ambiental del Área Metropolitana tiene un costo de $388 millones y debe estar concluido para el 2021.

Además de las obras mencionadas en Hatillo, este año el AyA pretende intervenir, entre junio y setiembre de este año, los distritos de Hospital, Catedral, Zapote, San Francisco de Dos Ríos y San Sebastián ( cantón San José). También en Desamparados, Damas, San Rafael Abajo, Gravilias (Desamparados) y en Concepción y San Felipe (Alajuelita). Del mismo modo en San Pedro, Sabanilla, San Rafael (Montes de Oca); Curridabat, Granadilla, Sánchez (Curridabat) y en San Ramón (La Unión).

Estos trabajos se extenderán por año y medio según el cronograma del AyA.

También se contempla, a partir de junio, la construcción de dos desvíos a la altura de los ríos Tiribí y María Aguilar para evitar que las aguas negras, que hoy caen sobre esos cauces, sigan hacia la planta de tratamiento.

En agosto, empezará la rehabilitación y extensión de algunos colectores.

El programa completo comprende 361 kilómetros de tuberías, reparar colector y redes de aguas negras y hasta un gran túnel para trasladarlas a la planta de tratamiento Los Tajos en la Uruca (inaugurada en el 2015), la cual también es parte del compendio de obras iniciadas en el 2007.